Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Archivo para Movilidad Previsional

Jubilaciones perderán este año contra la inflación y el poder de compra acumulará una caída de casi 17% en los últimos 4 años

La movilidad será del 51,1% para 2019, contra un IPC que el Gobierno estimó en 52,8% y las consultoras ven más cerca de 60%. El índice de actualización corrió casi siempre detrás de los precios.

Por: Esteban Rafele

Para: TN.com.ar

Las jubilaciones cerrarán 2019 con una nueva caída en su poder de compra. Los haberes de los jubilados y pensionados acumularían así una pérdida de poder adquisitivo que rondará el 16,8 por ciento en los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri, según estimaciones de la consultora Elypsis.

En diciembre, los jubilados recibirán el cuarto aumento del año, del 8,74%. Los haberes completarán así una suba del 51,1% en 2019, informó la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS).

En los primeros meses del año, ANSeS se entusiasmaba con la recuperación del poder adquisitivo después del cóctel de devaluación e inflación de 2018. En septiembre, destacaban en el organismo, los haberes subieron en términos reales (es decir, más que el índice de precios) después de mucho tiempo. Pero el salto inflacionario posterior a las PASO dejará trunca esa ambición.

Las estimaciones de pérdida de poder adquisitivo surgen de comparar la variación de los pagos de acuerdo con el índice de Movilidad con la inflación y no tienen la mejora de haberes que percibieron más de 1 millón de jubilados por la Reparación Histórica. Que según Anses, en los tres años del proceso se actualizaron las jubilaciones de 1,35 millones de personas, de los cuales 540.000 superaron el haber mínimo. La suba promedio para ese universo fue del 38 por ciento.

Evolución año por año

En 2016, la ley de movilidad dispuso dos aumentos de haberes, en marzo y septiembre. En total, las jubilaciones y asignaciones subieron 31,68%. La inflación de ese año, según el IPC porteño trepó a 41% (el Indec no completó entonces el dato anual por la emergencia estadística). Otros indicadores provinciales marcaron una inflación más cercana al 35%. Según Elypsis, la caída del poder de compra promedio fue, entre diciembre de 2015 y diciembre de 2016, del 4,8%.

La caída del poder de compra surge de comparar la inflación de cada mes con la remuneración de ese periodo. Por eso, el promedio anual es diferente de las variaciones “punta a punta” que pueden haber tenido jubilaciones y asignaciones, por un lado, y el Índice de Precios al Consumidor anual, por otro.

Al año siguiente, la inflación se moderó y los salarios de trabajadores y haberes de jubilados y pensionados recuperaron algo de poder de compra. Fue el único período de la gestión de Macri en el que repuntaron la actividad, los ingresos y el consumo. Los haberes aumentaron en marzo y en septiembre y completaron un 28% de actualización, contra una inflación anual del 24,8%. En promedio, según Elypsis, el poder de compra de las jubilaciones recobró dos tercios de lo que había perdido el año anterior: 3,2 por ciento.

En 2018, sin embargo, el deterioro fue contundente. A la corrida cambiaria y la disparada inflacionaria se sumaron los cambios en los cálculos de jubilaciones y asignaciones dispuestos por el Congreso. Los haberes pasaron a actualizarse cuatro veces por año, de forma trimestral, en función de un índice que combina inflación (70%) y salarios (30%) con un semestre de rezago. Antes, la actualización era semestral y se basaba en la evolución de la recaudación y sueldos promedio. En el pasaje de una fórmula a la otra, se “perdieron” tres meses de inflación, que no se pasaron a los haberes.

“Por la fórmula de movilidad, se corre detrás de la inflación. Cuando desacelere, habrá recuperaciones reales”, explicó Martín Kalos, economista jefe de Elypsis.

En 2018, el primer año del nuevo índice de movilidad, las jubilaciones subieron apenas 28,5%con una inflación casi 20 puntos superior, del 47,6%. En promedio, las jubilaciones, pensiones perdieron 7,4 por ciento de poder adquisitivo.

Y en 2019, la caída del poder de compra sería aun mayor. Si se concreta el escenario de inflación que prevé Elypsis, de 57%, los jubilados, pensionados y titulares de asignaciones familiares perderán 8,6 por ciento de poder de compra adicional. 

Según los registros de Anses, existen en el país 5,3 millones de jubilados y 1,7 millones de pensionados que recibieron este mes un aumento del 12,22% en sus haberes, de acuerdo a la ley de movilidad. La jubilación mínima llegó a $12.937,22. Con la suba prevista para diciembre, la mínima llegará a $14.068.

De ese universo, 1,1 millones de jubilados que reunieron 30 años de aportes y cobran la mínima recibirán, en octubre y noviembre, 900 pesos adicionales. La ley de movilidad les garantiza a ellos el 82% del Salario Mínimo Vital y Móvil. Con la suba prevista para diciembre, el piso de la jubilación más baja volverá a estar por encima de ese 82 por ciento.

Ese mismo grupo percibirá con los haberes de octubre un retroactivo de 54 pesos, porque la suba del salario mínimo llegó después de la actualización de haberes correspondiente a septiembre que surgió de la ley de movilidad. Hasta agosto inclusive, el haber mínimo fue de $11.528 pesos, mientras que quienes reunieron los 30 años de aportes y se jubilaron sin moratoria debieron haber percibido $11.582.

Fecha: 20/09/2019

Las jubilaciones subirán 8,7% en diciembre y la movilidad de todo el año será de 51,1%

En el último mes del año el haber mínimo se ubicará en $14.067 

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

Las jubilaciones y pensiones del sistema nacional, gestionado por la ANSeS, recibirán una recomposición de 8,74% en diciembre, que se sumará al 12,22% que se aplicará en los ingresos desde el mes próximo. Así, los cuatro aumentos del año que se otorgan según lo dispuesto por la ley de movilidad, acumulan una suba nominal de las prestaciones de 51,1% para todo el año 2019.

En términos reales, y luego de un 2018 en el que los ingresos perdieron un 13% de su poder adquisitivo, el índice de 2019 podría representar una nueva pérdida de su capacidad de compra con respecto al inicio del año, o bien una situación cercana a un empate con los precios, dependiendo las estimaciones que se consideren. Lo que ocurra finalmente dependerá de la medida en que se acelerará la inflación en este mismo mes y en los próximos, como efecto de la fuerte devaluación post-PASO.

En las estimaciones, que ahora varias consultoras económicas tienen en revisión, se evalúa también qué impacto tendría la quita temporal del IVA a un grupo de alimentos básicos. En la Anses, por caso, tienen una proyección propia que indica que la inflación anual alcanzaría, a diciembre, un nivel de 49,2%. Desde el estudio Orlando Ferreres & Asociados, en tanto, el economista Fausto Spotorno le dijo ayer a la nacion que la proyección actualizada marca una suba de precios, de diciembre a diciembre, de entre 49% y 50%, en tanto que en el Ieral estiman ese dato entre 50% y 52%.

Diferentes fuentes el Gobierno no confirman ni descartan, por estos días, que pueda haber en los próximos meses medidas adicionales a la aplicación de la movilidad, para reforzar los ingresos de los pasivos.

Con el índice de 8,74%, el haber mínimo quedará, entre diciembre y febrero próximos, en una cifra cercana a $14.067 y el ingreso máximo, en $103.064. Estas cifras y el propio índice de diciembre no son todavía oficiales, sino que surgen de calcular la movilidad correspondiente al último mes del año a partir de los datos de inflación publicados por el Indec y de la evolución de la Remuneración Promedio Imponible de los Trabajadores Estables (Ripte) que difunde la Secretaría de Seguridad Social. Sí se aprobó ya, a través de una resolución, la suba de septiembre, que lleva el haber mínimo a $12.937,22 y el máximo a $94.780,42.

Según la ley, las prestaciones se incrementan cada tres meses y las variables que se consideran para definir el porcentaje tienen un rezago: son de seis meses atrás. El índice de diciembre, por ejemplo, se calcula según cuánto fue la variación de precios y de salarios del período que se extendió entre abril y junio pasado (se toma el 70% de la suba del Índice de Precios al Consumidor en el primer caso y el 30% de la variación de los salarios). En el segundo trimestre del año, la inflación fue de 9,48%, en tanto que los sueldos formales quedaron bastante atrás: registraron una variación de 6,95%.

Los incrementos de 12,22% en septiembre y de 8,74% en diciembre alcanzarán a quienes cobran prestaciones no contributivas, como la Pensión Universal para el Adulto Mayor, que equivale al 80% del haber mínimo. Aumentarán también, en iguales porcentajes, los montos de las asignaciones por hijo que reciben los trabajadores formales.

Fecha: 23/08/2019