Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Archivo para Devolución del IVA a los Jubilados

El Gobierno congeló el tope de devolución de IVA a los jubilados

El Ministerio de Hacienda no actualiza el tope máximo de retribución de $300 pese a la evolución de la canasta básica

Por: Gabriel Sued

Para: Diario La Nación

El ajuste fiscal que lleva adelante el Gobierno llegó también a los jubilados y titulares de Asignación Universal por Hijo (AUH). En contra de lo que ordena la ley de devolución de IVA, sancionada en junio de 2016, el Ministerio de Hacienda mantiene congelado el tope máximo de retribución de 300 pesos, que debería actualizarse de acuerdo con la evolución de la canasta básica de alimentos (CBA).

Es una de las conclusiones de un estudio del Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala, vinculada a ATE Capital, que analizó a fondo los resultados de la implementación del programa, dos años después de su puesta en funcionamiento.

Como en el momento de la sanción de la ley -que dispone la devolución de 15 puntos porcentuales del IVA por las compras con tarjeta de débito en comercios minoristas- el Indec no publicaba la CBA, se fijó la cifra máxima en 300 pesos. Pero se dispuso, en el artículo 2 de la norma, que el monto debía ser actualizado dos veces al año según ese índice, a partir de enero de 2017. Pese a que el Indec publica la CBA desde septiembre de 2016, Hacienda nunca modificó el tope máximo.

Sólo desde enero de 2017, el mes en que debía hacerse la primera actualización, hasta mayo de 2018, última cifra disponible del Indec, la CBA aumentó un 35 por ciento, por lo que el tope máximo debería superar hoy los 400 pesos. En los últimos días, LA NACION consultó en tres oportunidades al Ministerio de Hacienda por el incumplimiento de la ley, pero no obtuvo respuestas.

La falta de actualización de ese monto es, de todos modos, sólo una de las deficiencias de un programa que nunca funcionó como se esperaba. Después de dos años de instrumentación, la devolución de IVA sólo alcanzó en abril de este año, según el último informe de la Jefatura de Gabinete ante el Congreso, al 17 por ciento de los potenciales beneficiarios, calculados en 8.400.000 personas. Ese universo incluye a jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo, y a titulares de la AUH y de la Asignación Universal por Embarazo.

“Uno de los principales cuestionamientos que tuvo el programa al momento de discutirse en el Congreso fue que iba a tener un impacto muy limitado, ya que apuntaba a un grupo poblacional que no utiliza la tarjeta de débito como habitual medio de pago. Hoy se corroboran esos pronósticos”, indica el informe del ITE.

“Si bien de acuerdo con Jefatura de Gabinete se implementaron 282.000 nuevas terminales de pago electrónico hasta abril de 2018, este incremento resulta insuficiente, o bien no se acompaña de otras iniciativas para generar un cambio en la forma en que jubilados, pensionados y titulares de la AUH realizan sus compras”, agrega el estudio.

Si se analiza de manera separada el impacto en los jubilados, la porción que usó el beneficio al menos una vez en el último mes considerado asciende al 20 por ciento. El panorama es peor en el resto de los sectores. “En el caso de los titulares de una pensión por fallecimiento y de beneficiarios de la AUH -señala el estudio del ITE-, la cobertura es más baja aún, ubicándose en el 6 por ciento y prácticamente sin cambios durante todo el período analizado. Si bien se destaca un crecimiento en la cobertura en los primeros 6 meses de implementación, a partir de allí la cobertura parece alcanzar su máximo y no logra una mejora significativa.”

Una iniciativa de resultados deficientes

El programa también muestra resultados deficientes respecto de la magnitud de los reintegros. Es decir, no todos los beneficiarios que recibieron una devolución de IVA alcanzaron el tope de 300 pesos que señala la ley. “En el caso de jubilados y pensionados se destaca que pasaron de un monto promedio de 226 pesos y 209 pesos en julio de 2016 a valores de 160 pesos y 158 pesos en febrero de 2018. De esta manera, el nivel de la devolución se redujo incluso en términos nominales. En el caso de la AUH, la devolución pasó de 35 pesos en julio de 2016 a 73 pesos, con un máximo de 130 pesos en agosto de 2017”, indicó el ITE.

Si se consideran estas cifras en términos reales, es decir, tomando en cuenta el efecto de la inflación, el monto de devolución promedio de los jubilados que usaron el programa cayó un 50 por ciento, mientras que en el caso de los pensionados la caída llegó al 46 por ciento.

Otro dato que expone el mal funcionamiento del programa es el presupuesto que le fue asignado desde la sanción de la ley. En realidad, como se trata de una devolución de impuestos, se consideran un “gasto tributario”. En 2017, el Poder Ejecutivo calculó que iba a llegar a 17.000 millones de pesos, pero se devolvió casi 2000 millones de pesos, menos del 9 por ciento de lo estimado. Para 2018, el cálculo de los “gastos tributarios” destinados al programa se redujo un 72 por ciento, a 4775 millones de pesos. Por el ritmo de devoluciones alcanzado hasta abril de este año, esa meta tampoco va a cumplirse.

Anuncios

La devolución del IVA a los jubilados hasta ahora tuvo muy bajo impacto

En los primeros ocho meses de aplicación se reintegraron $ 1000 millones, una cifra muy inferior a la meta de $ 22.000 millones anuales que se había fijado originalmente el Gobierno

Por: Gabriel Sued

Para: Diario La Nación

La devolución del IVA a jubilados y titulares de programas sociales, una de las principales políticas redistributivas del Gobierno, resultó hasta ahora un fracaso.

En ocho meses, el Estado devolvió, por mandato de la ley 27.253, 1002 millones de pesos, muy lejos de los 22.000 millones de pesos anuales que calculó el oficialismo cuando se aprobó la iniciativa, en junio del año pasado. La norma dispone el reintegro de 15 de los 21 puntos porcentuales del IVA, pero sólo en los pagos con tarjeta de débito, en comercios minoristas.

Entre julio de 2016 y febrero de 2017, la devolución mensual nunca llegó al 22 por ciento de beneficiarios potenciales. El récord fue diciembre, con 1.380.700 beneficiados, frente a un universo de 6.291.100 personas, entre jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo, y titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de pensiones no contributivas.

Son datos oficiales que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, consignó en su último informe ante el Congreso, el miércoles pasado, ante una pregunta del diputado Marco Lavagna, del Frente Renovador.

El equipo de LA NACION data había requerido la información a la AFIP el 6 de febrero, por medio de un pedido de acceso a la información pública, que no fue respondido.

Con menos detalles, el organismo recaudador reconoció los malos resultados el 21 de febrero, cuando lanzó un plan que facilita el acceso a dispositivos de pago electrónico y obliga a comercios, profesionales y monotributistas a aceptar tarjetas de débito, a partir de abril. El débil impacto de la ley responde en gran medida, sostuvieron entonces en la AFIP, a la baja adhesión a los medios electrónicos de pago.

La oposición afirma, en cambio, que la bancarización promovida por la AFIP no bastará para revertir el fracaso de la ley y que los resultados registrados hasta el momento confirman que la norma tenía un objetivo más recaudatorio que redistributivo.

“Es una muestra clara de que cuando una herramienta válida se aplica mal no tiene ningún impacto en la realidad”, dijo Lavagna a LA NACION. Coincidió con él, Axel Kicillof: “Durante el debate advertimos que por cómo estaba planteada la ley iba a ser un fracaso”.

La norma obligaba al Gobierno no sólo a desarrollar acciones para facilitar a los comercios el acceso a los dispositivos de pago electrónico, lo que se puso en marcha recién el mes pasado.

También le ordenaba, en su artículo 14, realizar campañas de educación y difusión para promover los pagos con tarjeta de débito, algo que no se cumplió. Una enorme mayoría de jubilados, se advirtió durante el debate de la ley, retira todo el haber de una vez y hace sus compras en efectivo.

Durante el debate legislativo, el oficialismo sostuvo que con la ley los titulares de la AUH accederían a dos beneficios y medio más por año. La cifra surgía de multiplicar los 300 pesos que como máximo cada beneficiario podía recuperar por mes. Para los jubilados significaría un “sueldo 14”, que se sumaba al aguinaldo. La oposición advirtió que las expectativas eran exageradas. Diego Bossio, ex jefe de la Anses, puntualizó que sólo el 23 por ciento de los comercios tenía Posnet.

La información de la Jefatura de Gabinete, que detalla cómo fue la devolución mes por mes, le dio la razón a la oposición. En julio de 2016, el primer mes desde la sanción de la ley, se reintegraron $ 96.800.000 a 665.100 personas. En agosto, la medida alcanzó a 1.162.600 beneficiarios, por un total de $ 132.400.000. Tras el récord de diciembre, con el reintegro de $ 176.200.000 a 1.380.700 personas, la cifra tuvo una leve caída en enero y un derrumbe en febrero, con 73.800.000 devueltos a 689.800 beneficiarios. Este último número representa menos del 11 por ciento del universo alcanzado por la ley.

Los resultados podrían haber sido peores de no ser por una cláusula transitoria, incluida a último momento en la ley, que aumentó el monto de los reintegros para los primeros tres meses después de sancionada la norma.

En julio bastaba hacer dos compras con tarjeta de débito para recibir los 300 pesos, lo que benefició a 372.900 personas; en agosto, cuatro compras con tarjeta de débito, beneficio aprovechado por 522.200 personas, y en septiembre, seis compras, opción usada por 372.900 beneficiarios.

“Advertimos que iba a ser un fracaso -insistió Kicillof- y dijimos que si era un éxito, iba a serlo a costa de dos cuestiones: la concentración del consumo en los comercios más grandes y, de cambiar los patrones de consumo de los sectores más vulnerables, sacándolos de los comercios de su barrio, donde hay prácticas como el fiado.”

Para Lavagna, “hay que buscar mecanismos para devolver directamente el IVA en compras como medicamentos y productos de la canasta básica”. El diputado sostuvo que las medidas anunciadas el mes pasado por la AFIP no están orientadas a que jubilados y titulares de la AUH accedan al beneficio. “Se apunta a recaudar más, no a que el beneficio llegue a los que más lo necesitan”, señaló.

Fecha: 27/03/2017