Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Archivo para Caso Badaro

Reparación histórica: benefició a más de 740.000 jubilados, pero bajó muy poco la cantidad de juicios

Son los que tienen el acuerdo homologado con la Justicia. Mejoraron sus haberes y cobraron retractivos. Pero menos del 6% tenía acciones contra el Estado.

Por: Ismael Bermúdez

Para: Diario Clarín

A dos años y medio de su lanzamiento, 745.559 jubilados y pensionados que aceptaron el Programa de Reparación Histórica (RH) completaron el trámite de homologación en la Justicia. De ese total, 704.244 son jubilados y pensionados que no hicieron juicio y 41.315 tenían juicio iniciado y desistieron de continuarlo de acuerdo a las condiciones del Programa.

Se estima que hay otras 110.000 aceptaciones más, de las cuales unas 40.000 están demoradas porque, según la Justicia, fueron enviadas por ANSeS para su homologación, pero con errores. Se espera que esta “impasse” se solucione rápidamente y ANSeS pueda enviar las siguientes 70.000 aceptaciones. El organismo previsional no informó si hay más aceptaciones del Programa en vista.

De esos números se desprende que el programa logró la aceptación de menos de la mitad de los potenciales beneficiados, pero no logró reducir sustancialmente el stock de juicios que se estima en 300.000 expedientes, a pesar que se pagan entre 30.000 y 35.000 sentencias por año. De acuerdo al Programa, el jubilado debe desistir de iniciar un juicio o debe renunciar a continuar con el juicio iniciado.

No obstante, hay una reducción del número de demandas nuevas –del 45%– por los que aceptaron no iniciar nuevos juicios en el marco de la Reparación Histórica, por el paso del tiempo (fallecimientos) y porque la movilidad vigente desde 2009, aprobada por el Congreso, eliminó una altísima fuente de litigiosidad.

En cambio, está pendiente que la Corte se pronuncie sobre la modificación de la ley de movilidad sancionada fines de 2017 porque fue aplicada en forma retroactiva, lo que sería inconstitucional según un fallo de la Sala III de la Cámara de la Seguridad Social. Y hay más litigiosidad por diferencias en la liquidación de los pagos de sentencias.

Cuando se lanzó la RH en 2016, por el lapso de 3 años, desde el Gobierno se estimó que comprendía a 2,3 millones de personas: 250.000 tenían juicio en curso, 50.000 contaban con sentencia firme y 2 millones cobraban menos de lo que les correspondía. El Programa se financiaría inicialmente con los ingresos del Sinceramiento Fiscal (blanqueo).  Esas demandas potenciales se deben fundamentalmente a que, a pesar de la alta inflación, durante el Gobierno de Eduardo Duhalde no hubo aumentos en las jubilaciones y durante el de Néstor Kirchner hubo aumentos en los haberes mínimos, pero al resto le otorgaron incrementos del 11% y 21%, según los montos jubilatorios. Para ese segmento de jubilados, el aumento entre 2002 y 2006 debía ser del 88,6%, como luego fijó la Corte en el caso Badaro.

Además, no se ajustaron los salarios que se toman como referencia para el cálculo de los haberes iniciales que luego la Corte modificó. Eso llevó a un fuerte incremento de la litigiosidad y en los fallos Badaro, Elliff y Bianco la Corte les dio la razón a los jubilados. Pero no se extendieron esos fallos a todos los jubilados, como reclamó entonces el Defensor del Pueblo, Eduardo Mondino, y eso volvió a incrementar el número de juicios. En las próximas semanas, con 11 años de demora, la Corte Suprema tratará esa demanda del ex Defensor.

Según declaraciones de funcionarios de la ANSeS, la RH logró mejorar en $ 6.000 el haber promedio de los jubilados y jubilados adheridos, pero no hay cifras sobre el monto de las retroactividades.

Por el Programa, las retroactividades se calculan, para quienes tienen sentencia firme, con el índice RIPTE (salarios formales), inferior al que determinó la Corte Suprema en los casos Elliff y Bianco. Para los que están en juicio, se liquidan con ese mismo índice pero con hasta 48 meses de retroactividad y para los que no hicieron juicio desde la fecha de ingreso al Programa.

Por esa razón, y pese a que el Programa benefició a más de 700.000 jubilados y pensionados que no habían demandado al Estado, la abogada previsionalista Andrea Falcone le dijo a Clarín que la oferta de ANSeS contiene “grandes quitas, condiciona la mejora de los haberes a renunciar a derechos, mejora que luego quedó anulada con el cambio de la ley de movilidad a fines de 2017”. Y agregó: “Corresponde darle al jubilado lo confirmado por la Corte Suprema, sin quitas ni hacerlo pasar por abogados, oficinas de la ANSeS y Tribunales”.

Un reciente Estudio de ASAP (Evolución y Financiamiento de la Previsión Social en Argentina) señala como tema “controvertido” del Programa este último punto. Así dice que “no se puede evitar que una persona acepte el acuerdo, pero luego plantee un nuevo reclamo razonado en las diferencias respecto de la aplicación de los índices salariales establecidos por la Corte Suprema y los que efectivamente termina aplicando la ANSeS”. Hubo varios fallos judiciales que se pronunciaron en considerar los reajustes de RH como anticipo o a cuenta de los que determine la sentencia definitiva.

Fecha: 18/03/2019

Anuncios

La Corte Suprema tiene en agenda otro ajuste para jubilados

La extensión automática de la formula “Badaro” y también si los haberes de los pasivos pagan Ganancias, son dos de los temas a tratar próximamente en su agenda judicial.

La Corte Suprema de la Nación fijó finalmente este martes su agenda de temas para tratar en los próximos meses. Luego de un fuerte tironeo interno y en medio de la preocupación del Gobierno por el impacto económico y político de los temas en danza, el Máximo Tribunal anunció que fallará sobre un nuevo reajuste a los jubilados. También establecerá si corresponde que los haberes de los pasivos paguen Ganancias.

La Corte discutirá sobre dos reclamos que incluyen a miles de jubilados: por un lado, definirá si acepta un pedido para extender los beneficios de los que se conoció como “Caso Badaro”, que estableció un fuerte reajuste de haberes para el período 2002-2006. En 2009, el defensor del Pueblo de entonces, Eduardo Mondino, presentó un amparo “con el objeto de que se condene al Estado Nacional a disponer un ajuste por movilidad en los términos del precedente ‘Badaro'” a casi un millón de beneficiarios. Primero la Justicia lo rechazó, pero luego lo retomó la Corte y en las próximas semanas o meses tomaría una decisión. Hoy es muy difícil calcular a cuántos beneficiaría, pero su impacto podría ser enorme.

También el Máximo Tribunal fallará sobre el pedido de un jubilado que reclama para dejar de tributar Ganancias en su haber. Hacia fines de 2015, cuando Cristina Kirchner dejó el poder, se calculaba que más de 300.000 jubilados sufrían descuentos por este impuesto. Luego, con la actualización que hizo Mauricio Macri de los mínimos no imponibles, se redujo a cerca de un tercio. Pero sigue afectando a más de 100.000 jubilados.

Fuente: Diario Clarín

Fecha: 26/02/2019