Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Saber envejecer como país, tema clave

Las jubilaciones en la mira: qué se discute para la sostenibilidad

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

“Que levanten la mano los que están seguros de que van a jubilarse y ya saben cuánto van a cobrar.” El desafío, ante un auditorio de edad no avanzada, fue planteado por el director ejecutivo de la Anses, Emilio Basavilbaso, en un encuentro que se desarrolló para analizar uno de los temas más significativos para las próximas décadas: el del envejecimiento poblacional y sus efectos sobre el sistema previsional. Fue días atrás, en el marco de la iniciativa Argentina 2030, un espacio de diálogo sobre cuestiones de mediano y largo plazo.

Más allá de las percepciones, la necesidad de una reforma del sistema jubilatorio está formalmente planteada: la ley 27.260, de julio de 2016, estableció que en tres años un “consejo de sustentabilidad” debe elaborar un proyecto para un nuevo régimen, y definió media docena de rasgos básicos que deberán respetarse: el esquema debe ser “universal, integral, solidario, público, sustentable y de reparto”. Según el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que cerró la jornada, ese grupo de trabajo hoy está definiendo los temas que se pondrán en debate.

El objetivo de la sustentabilidad para un régimen en el que se incrementarán las obligaciones a la vez que se reducirá la cantidad de trabajadores aportantes por cada jubilado, es uno de los principales desafíos del país, sobre todo si se tiene en cuenta que con más de 4 de cada 10 pesos del presupuesto nacional se pagan jubilaciones y pensiones a cargo de la Anses, y prestaciones no contributivas.

La edad jubilatoria es una cuestión en danza, más allá de quienes lo consideran un tema casi tabú. Una recomendación de los expertos para una reforma “amigable” con la sociedad, es generar incentivos para que las personas trabajen más tiempo como fruto de una opción, y no de una imposición.

Pero hay otras varias cuestiones sobre las que se aconseja poner el foco desde ahora mismo, porque incidirán en cómo se llegue al momento en que la Argentina haya terminado de transitar su “bono demográfico”. Así se le llama a la etapa previa a la signada por los costos asociados al envejecimiento. Ese “bono” terminará hacia 2035, según advierte José María Fanelli, un economista estudioso de los fenómenos demográficos.

Incrementar la actividad económica con empleos de alta productividad es uno de los objetivos básicos para el desarrollo sostenible, un concepto que incluye que el país tenga la posibilidad de pagar bien las jubilaciones a los mayores que, no solamente serán un porcentaje cada vez mayor de la población, sino que vivirán más años.

El dato de la caída del número de personas activas por cada mayor, tiene una luz de alerta adicional: si se considera el universo de empleados dependientes y autónomos, casi la mitad de los trabajadores no tiene aportes. Y un desafío que se suma es el hecho de que los empleos del futuro no serán los mismos que los de hoy: “Los trabajos van a variar y hoy falta una correlación entre lo que formamos y lo que se demanda; necesitamos mayor pertinencia”, definió el economista Eduardo Levy Yeyati, a cargo de Argentina 2030.

¿Y la respuesta a aquella pregunta de Basavilbaso? Sólo una persona levantó su mano. El debate promete controversias, pero hay bastante consenso respecto de la necesidad de revisar la sostenibilidad de un sistema que hoy se financia, casi en partes iguales, con aportes y contribuciones y con parte de los impuestos generales (como IVA y Ganancias). Y que, si bien hoy incluye a la gran mayoría de los adultos mayores -por las moratorias y la reciente creación de una prestación universal-, tiene a la informalidad como una de las graves problemáticas por resolver.

Fecha: 27/06/2017

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: