Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Cayeron los créditos a jubilados y las mutuales irán a la Justicia

Afirman que disminuyeron por un decreto que limita las tasas; algunas entidades se reacomodan

Por Silvia Stang

Para Diario La Nación

Luego de haberse paralizado el acceso de los jubilados a los créditos de las mutuales, ese sector se prepara ahora para llevar a la Justicia su queja contra un decreto de necesidad y urgencia que las obliga a reducir significativamente el costo financiero de las operaciones en las cuales el cobro de las cuotas se realiza a través del descuento del dinero de los haberes previsionales mensuales.

Así lo afirmó el presidente de la Federación de Mutuales de la Capital Federal y Provincia de Buenos Aires, Jorge Mercado, quien dijo que sólo faltan algunos pasos formales para poder llegar con el reclamo a los tribunales. El directivo afirmó que, a tres meses del decreto del Poder Ejecutivo que dispuso topes a los costos y limitó el cobro de las cuotas sociales por otros servicios brindados, las operaciones de crédito no repuntan. Otros referentes del sector, en cambio, dicen que parte de las entidades están buscando la forma de adecuarse a la nueva normativa, generando ingresos adicionales que compensen las pérdidas por los créditos que otorgan a tasas insuficientes.

Según los mutualistas, los topes son “impracticables”, dados los costos del fondeo que enfrentan las entidades. Además, agregan que se termina beneficiando a los bancos que pueden ofrecer los préstamos “por ventanilla” (sin hacer el descuento de cuotas de los haberes), que no quedan alcanzados por las nuevas directivas.

Desde la Anses, por su parte, no respondieron a un pedido de datos de LA NACION para conocer cuál fue la evolución de los créditos otorgados en los últimos tiempos, una información que mostraría cuál fue, efectivamente, la consecuencia de la medida impulsada por el director ejecutivo del organismo, Diego Bossio.

Fuentes del sector coinciden en señalar que apenas puesta en marcha la norma, se pisó abruptamente el freno en la entrega de créditos, aunque algunos dicen ahora que hay un leve repunte. “Por un tiempo se puede asignar la caída de los préstamos a la necesidad de adecuar los sistemas o a una reacción adversa de los responsables de las mutuales, pero si la situación persiste, hay un problema en la normativa”, evaluó un referente de la actividad.

Para Mercado, a las mutuales directamente “se las sacó” del sistema, algo que entre otros efectos -dijo- está provocando entre 5000 y 6000 despidos. Estimó que por fuera del sistema de “código de descuento” de los haberes, los bancos ofrecen préstamos con costos de hasta un 115 por ciento. Según un sondeo que se hizo en el sector, entre el 15 y el 18% de los jubilados que operaban con el sector mutual recurren ahora a la banca comercial.

La medida que puso topes a las tasas de las mutuales fue anunciada por la presidenta Cristina Kirchner en diciembre del año pasado. En el discurso que dio en ese momento, la mandataria cuestionó a las entidades acusándolas de usura, por otorgar préstamos a una tasa promedio del 70% y mencionó algunos ejemplos en los que se había llegado al 159 por ciento.

Diagnóstico erróneo

Para los mutualistas, la medida parte de un diagnóstico erróneo sobre el porqué de los elevados costos. Según Mercado, el sector se fondea de los bancos, con tasas que rondan el 60 por ciento. Por eso, señaló, se intentó proponer ante la Anses cambios en esa instancia de la operatoria, para abaratar los créditos.

Sin embargo, la Anses anunció que tenía otros planes: otorgar préstamos a los jubilados con recursos del fondo de garantía. Hasta ahora, ese plan no se concretó. El decreto que enfrenta al mutualismo con el Gobierno fija como referente al Banco Nación, al disponer que el costo financiero de las operaciones no podrá superar en un 5% -aunque en el anuncio se había hablado de cinco puntos porcentuales, lo que da otra cosa- al cobrado por esa entidad estatal, que hoy es del 22,84% para créditos de hasta 12 meses, del 27,73% en préstamos a dos años, del 30,68% para operaciones a 36 meses y del 36,96% para las de hasta 40 cuotas.

“Ese decreto es de imposible cumplimiento y atenta contra su propia garantía, que es bajar el costo para los jubilados; porque así los obligan a recurrir a operaciones más caras”, apuntó Mercado.

En 2006, el entonces director ejecutivo de la Anses, Sergio Massa, había tomado medidas administrativas tendientes a reducir el costo de los préstamos, luego de que se denunciara gran cantidad de estafas. Durante la gestión en el organismo del actual vicepresidente, Amado Boudou, crecieron las entidades y las denuncias por irregularidades. Luego, Bossio dio de baja a varias mutuales y en diciembre de ese año, firmó una resolución para reducir al 40% el costo financiero máximo. Pero esa medida quedó suspendida por la Justicia.

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: