Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Jubilados: 82%, del salario mínimo

No es posible pagar el 82% a todos los jubilados. Pero ese porcentaje es viable respecto del salario mínimo para los que reciben el beneficio básico. Aunque antes es imprescindible proponer una profunda reforma del sistema previsional.

Por: Aldo Insuani

Sociologo, UBA/CONICET, Presidente del partido GEN-CABA

Para Diario Clarin

Con el actual sistema jubilatorio, ¿es posible pagar el 82% a todos los jubilados? No, no es posible. ¿Es posible pagar el 82% del salario mínimo a los jubilados que poseen un beneficio básico? Sí, es posible, pero tiene sentido si se efectiviza junto a un proceso que conduzca a una reforma profunda del sistema de previsión social.


Hace un año y medio señalé desde esta columna que la decisión de eliminar el sistema de capitalización obligatorio (que adolecía ciertamente de serias deficiencias), para restablecer un único sistema de reparto, no tenía en cuenta el problema de fondo del sistema jubilatorio argentino. En los sistemas de reparto hay dos elementos que explican lo que puede esperarse de ellos: por un lado la relación entre aportantes y beneficiarios y por el otro lado, el porcentaje del salario que se contribuye. El primero de dichos elementos se encuentra en situación crítica, ya que como consecuencia del envejecimiento demográfico y de la precarización del mercado de trabajo que padece nuestro país junto a la extensión de los beneficios operados por la reciente moratoria previsional, hoy existen muchos más jubilados que en el pasado y es bajísimo el crecimiento de los trabajadores que aportan regularmente.


Sin tener en cuenta los aportantes y beneficios administrados por algunas provincias, ANSES paga 6 millones de beneficios y cuenta con 8 millones de aportantes regulares. O sea, estamos en una situación donde hay 1,3 trabajador aportante por cada jubilado, y por lo tanto, si este trabajador, y su empleador, aportan mensualmente el 20% del salario (lo que no es el caso respecto del millón de monotributistas aportantes), la jubilación será sólo levemente superior al 20% del salario que tenía el jubilado. Como este monto es inaceptable para los jubilados y sus familias, el Estado continúa utilizando un monto elevadísimo de otros impuestos equivalente al total de aportes y contribuciones obrero/patronales para volcarlos al sistema previsional y así elevar un poco más el haber jubilatorio.


La conclusión es que todo este esfuerzo dedicado al pago de jubilaciones y pensiones sólo alcanza a pagar un beneficio promedio que constituye un 40% del salario promedio. Como se ve, muy lejos del mítico 82 por ciento.


En conclusión, no es posible pensar en un sistema que garantice el 82% sin recurrir a un incremento gigantesco de recursos públicos, algo imposible de llevar a cabo y además cuestionable frente a otros sectores y necesidades sociales; los jóvenes por ejemplo, quienes virtualmente no acceden sino a migajas del gasto público.


Venimos abogando desde hace dos décadas por la adopción de un nuevo sistema que contemple en primer lugar un beneficio básico universal para todos los mayores, más allá de si pertenecieron o no al mercado formal de trabajo. Este beneficio debería estar en torno al salario mínimo, debería ser financiado con recursos impositivos y debería constituir la única responsabilidad estatal en lo previsional.


Traducido a cifras de hoy, estaríamos hablando de un haber minino de unos $300 dólares mensuales, los que multiplicados por 4.000.000 de personas mayores de 65 años, arroja un gasto anual menor al 5% del PBI. Hoy el gasto público en jubilaciones y pensiones está en el orden del 8% de PBI. Por lo tanto, sí, es posible un sistema público que pague el 82% (o un porcentaje cercano) del salario mínimo, pero sería necesario hacerlo junto a una reformulación del sistema previsional argentino.


Y ese sistema público propuesto debería estar complementado por un sistema de capitalización voluntaria que podrá ser tanto de naturaleza individual como colectiva, que debería estar exclusivamente basado en los aportes salariales y las contribuciones patronales y que podría ser administrado tanto por empresas privadas o públicas como por los propios interesados (sindicatos, universidades, etc.). De esta manera se combinaría la responsabilidad estatal de garantizar un ingreso básico, con la responsabilidad individual o grupal de tener un complemento fruto del esfuerzo de ahorro que realicen los trabajadores y del aporte que hagan sus empleadores.

Otras opiniones sostienen que el sistema complementario debería ser de reparto y no de capitalización. Sin duda, los sistemas de reparto suelen brindar mayor seguridad que los de capitalización, pero creo que este sistema no es viable por el alto número de beneficios que hay que pagar y el bajo volumen de aportantes al sistema.

Por ello un sistema de capitalización voluntaria en manos de los propios interesados puede resultar en una mejor alternativa complementaria. Por supuesto que es necesario un debate a fondo y el Congreso es el mejor ámbito para darlo.

4 comentarios»

  susana wrote @

no entiendo omo la cja de jub y epns. pronciales paga el 82 0/0 y el estado no, por mas que he leido la problematica , no me ayuda a enter que trabando 30años , tenga una jub. miserable .

  Adriana wrote @

La verdad tengo la pensión mínima, es una vergüenza , me tienen q ayudar mis hijos xq solo con los remedios e impuestos se me va más de la mitad, espero algún día piensen en las personas jubiladas y pensionadas

  Graciela Pastorino wrote @

Soy jubilada tengo la jubilación mina.soy.divorciada no tengo.otra entrada y ahorae sacaron.el subsidio de AySA gas y luz . ya no puedo aguantar mas esta situación. Antes pagana 60pesos ahora tengo q.pagar.270pesos antes pagana 100pesos.de.gas ahora.pago 411pesos y así todo mas los remedios q no tienen.el total.de.descuentos de pami.así q.x favor.digame.Uds.ministros.y Presidente q hago o como hago.mi teléfono 011-4764-6959, espeto.su repuesta.Sra.Gobernadora Se.Presidente yo.creí en Uds. y quiero seguir creyenfo

  schiarite oscar wrote @

Una persona que trabaja en blanco aporta por ley a un sistema de beneficio universal (80% de las jubilaciones son mínimas o están en ese entorno), los trabajadores que puede, se capitaliza con otra jubilación: es la casita de alado o el dto. que se compraron, con los que sacan una renta extra.
En los próximos tiempos los impuestos también van a hacer lo suyo en contra de esta ecuación.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: