Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Archivo para diciembre, 2017

Para 2018, la ANSeS subió 21% la transferencia a las cajas provinciales

Las cajas no transferidas recibirán $ 17.000 millones en 2018, en vez de $ 14.000 millones, que era el mismo monto de 2017. Y se quitó la doble pena por no armonizar

Por: Verónica Dalto

Para: Diario El Crónista

Luego del pedido de los gobernadores y una vez que la ANSeS se acercó a una estimación de los déficit de las cajas previsionales que quedaron a cargo de las provincias, la modificación del presupuesto que trataba ayer Diputados incluía aumento del 21% de la partida respecto de lo que había enviado el Poder Ejecutivo antes del consenso fiscal. En tanto, también quita la doble penalización por no contar con el sistema provincial armonizado con el nacional y establece un mecanismo para que el pago del año siguiente no pueda ser inferior al 50% del año anterior.

El nuevo presupuesto establece que las transferencias a las cajas previsionales provinciales ascenderá a $ 17.000 millones desde ANSeS, a diferencia de los $ 14.000 millones originales.

De todos modos, las provincias pedían un piso de $ 20.000 millones para 2018.

Esos $ 14.000 millones habían generado preocupación en las provincias, porque suponía congelar para 2018 el monto que iban a recibir este año. Para el Gobierno era consecuencia de no poder calcular con certeza los déficit previsionales que estaba financiando.

A su vez, de ese monto, aún está pendiente transferir $ 6000 millones.

En Interior prevén que en las próximas dos semanas se realizará esa transferencia. Aunque las únicas provincias que pudieron enviar los datos a la ANSeS de sus beneficiarios son Córdoba, Santa Fe, Formosa y Entre Ríos.

Sucede que el cálculo del déficit a financiar por parte de la ANSeS se realiza en función de los datos de la historia previsional de los beneficiarios que los distritos enviaron al organismo, para calcular los beneficios como si las cajas hubieran sido transferidas.

El pedido de información por parte de la ANSeS era ambicioso, que las provincias no cuentan con toda la información sobre los beneficios otorgados y que hubo complicaciones operativas para realizar la transferencia de datos. Ahora que gran parte de la información está transferida, las provincias esperan que el organismo previsional calcule el déficit y haga la transferencia.

En tanto, tal como se plasmó en el Pacto Fiscal, ayer también se trataba la modificación del artículo 27 de la ley 27.260, que generaba una doble penalización por la falta de armonización. Antes determinaba las transferencias en función de los beneficios que la ANSeS estimara como si las cajas hubieran sido transferidas. Y luego quitaba un 20% por cada uno de los cinco conceptos que no estuvieran armonizados con el sistema nacional.

Ahora dice que “se deberá acordar una metodología a fin de establecer que los montos atendidos por la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) surjan de calcular los desequilibrios como si el sistema previsional del que se trata hubiese sido transferido al Estado Nacional y establecer un mecanismo mensual y automático de transferencia de fondos por un monto que no podrá ser inferior al cincuenta por ciento (50%) del monto transferido el año anterior”.

La negociación con las cajas provinciales es llevada a cabo también por el Ministerio del Interior. Si bien para este año contemplaba transferencias automáticas mensuales hasta completar $ 8000 millones, ANSeS trató de frenarlas a mitad de año y en septiembre pasado por no contar con la información de lo que financiaba. Finalmente, accedió a completar los pagos en diciembre.

Fecha: 22/12/2017

Anuncios

El bono a jubilados es oficial: se publicó en el Boletín Oficial

Se publicará en el Boletín Oficial. Costará $ 5.000 millones, pero no llegará a todos

Tras aprobarse ayer el cambio de la fórmula previsional en el Congreso, hoy se publicó en el Boletín Oficial el decreto presidencial para abonar el “bono empalme”, en marzo próximo, según informaron fuentes oficiales.

Lo recibirá 72% de los jubilados y el total de beneficiarios de planes sociales para amortiguar el impacto del cambio en la actualización, y le costará al Fisco aproximadamente $ 5.000 millones.

Este bono, que permitió destrabar la ley en Diputados, será de $ 750 para los 1,55 millón de jubilados con aportes y que cobren hasta $ 10.000 desde marzo próximo y será de $ 375 para los 3,35 millones de jubilados con moratoria que también perciban hasta $ 10.000.

En tanto, para los 66.500 que cobran la pensión por adulto mayor, el bono será de $ 375.

Para los 3,95 millones de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), el bono será de $

El bono también ascenderá a $ 375 para los 1,08 millones que cobran pensiones por discapacidad.

En total, unas 10 millones de personas recibirán esta compensación por única vez en marzo próximo. Se trata de la fecha en que los beneficiarios sufrirán la pérdida financiera por el cambio de fórmula, ya que recibirán una actualización trimestral en vez de semestral. Pero no habrá compensación en abril y mayo próximos.

De esta manera, el Gobierno estimó que para los jubilados que cobren la mínima y hayan completado los 30 años de aportes, en el período enero-agosto de 2018 cobrarán $ 47 adicionales respecto de la fórmula vieja. Se les abonará $ 7790 desde enero hasta mayo (porque se actualiza por el 82% del salario mínimo, vital y móvil); en marzo, el bono de $ 750; en junio, se actualiza a $ 8092 más $ 4046 de aguinaldo; en julio y agosto, $ 8200.

Y para los beneficiarios de AUH, el semestre implicará $ 12 adicionales con el nuevo esquema. En el primer bimestre cobrarán $ 1412; en marzo, el bono de $ 400; hasta mayo, $ 1492; en junio, $ 1573.

Para el Gobierno, las jubilaciones le ganarán unos 5 puntos a las expectativas privadas de inflación en 2018. Para los economistas privados, no llegará a los 2 puntos.

La nueva fórmula previsional prevé actualizaciones trimestrales siguiendo 70% al IPC y 30% al Ripte. La anterior contemplaba ajustes semestrales basados en la evolución de la recaudación o la salarial.

El decreto, claves

Para los jubilados que cobren hasta $ 10.000 sin moratoria, el bono asciende a $ 750

Para los jubilados que cobren hasta $ 10.000 con moratoria, a $ 375

Para los beneficiarios de AUH, a $ 400

Para los que cobran la Pensión Universal por Adulto Mayor, a $ 375

Para los pensionados por Discapacidad, a $ 375

En total, 10 millones de personas.

Lo va a recibir el 72% de los jubilados: los que con el ajuste de marzo 2018 perciban un haber de hasta $ 10.000 mensuales.

Lo recibe el 100% de los niños cubiertos por la AUH. Y el total de los que cuentan con una pensión por discapacidad y las Pensiones No contributivas a la Vejez y al Adulto Mayor.

Fuente: Diario El Cronista

Fecha: 20/12/2017

Puntos clave de la reforma previsional que busca aprobar el Gobierno

El ajuste pasa a ser trimestral. Cuáles son los cambios en la fórmula de movilidad y la edad jubilatoria

Por: Guillermo Pereira

Para: Diario El Cronista

El Gobierno busca convertir en ley la reforma previsional en medio de un clima complejo que la semana pasada lo obligó a levantar la sesión en la que Diputados se aprestaba a aprobar el proyecto. Hoy Diputados está sesionando para avanzar con el debate.

Estos son los principales puntos del polémico proyecto

Nueva fórmula de movilidad

Cambia la fórmula de movilidad que alcanza a más de 17 millones de personas, entre jubilados, pensionados, pensiones no contributivas, beneficiarios de asignaciones familiares y AUH.

En lugar del ajuste semestral, en base 50% a la evolución de los salarios y 50% de la recaudación, que se utiliza actualmente; se utilizará otro conformado 70% por la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC y 30% restante por la variación del RIPTE, un indicador del Ministerio de Trabajo que mide la evolución del salario de los estatales.

Además, en lugar del aumento semestral, se aplicará una actualización por trimestre. En lo inmediato, esto significa que en marzo de 2018 en lugar de otorgarse el aumento semestral de julio-diciembre, que ronda un 12%, se otorgará el aumento de la nueva fórmula de julio a septiembre de 2016, que arroja un 5,7%.

Esto lleva a que en el inicio del cambio de fórmula, hay una merma en los haberes y un retraso de hasta 6 meses en el ajuste de los beneficios. Para 2018 se calcula un “ahorro” para el Estado de casi $ 100.000 millones.

Un aumento menos en marzo

Con la fórmula actual, por ejemplo, a un salario de $ 10.000 le correspondería un aumento aproximadamente de $ 1.200 en marzo de 2018. En cambio, con el proyecto oficial, el aumento sería de sólo 570 pesos.

La quita de $ 630 sobre $ 1.200 (52,5%) es el punto de partida para lo que los abogados constitucionalistas califican como “aplicación retroactiva” que, en su opinión, daría lugar a muchos juicios de “inconstitucionalidad”.

El 82% móvil

La garantía del 82% móvil se aplicará a quienes al momento de la jubilación hayan reunido 30 años de aportes efectivos. Actualmente esa relación es del 81,8%, por cuanto el haber mínimo es de $ 7.246 y el salario mínimo de $ 8.860. Así, cada vez que aumente el salario mínimo, si la jubilación mínima es inferior al 82%, la Anses ajustará los haberes de los alcanzados por esta garantía.

Quedan excluidos los que se jubilaron por moratoria y a quienes no les correspondió el beneficio de la PBU ( Prestación Básica Universal). De aquí se infiere que quedan fuera de esta garantía las jubilaciones por invalidez de trabajadores que estaban activos y las pensiones por fallecimiento del trabajadores que estaban en actividad que no se calculan en base a la PBU. También los que se jubilaron con más de 65 años, compensando años de aportes.

Jubilación voluntaria

Los trabajadores en relación de dependencia del sector privado podrán optar por jubilarse a los 70 años, y recién entonces los empleadores podrán intimarlos a que inicien el trámite del retiro jubilatorio. Los estatales quedan excluidos.

Las mujeres hoy tienen la opción de jubilarse a partir de los 60, con 30 años de aportes, y pasa a ser obligatorio a los 65. Si se aprueba el proyecto, podrán jubilarse entre los 60 y 70. Y los varones la opción rige entre los 65 y los 70 años.

Fecha: 19/12/2017

Vidal quiere extender la edad jubilatoria de los empleados del Banco Provincia, a los 65 años

Se prevé una reforma gradual; la idea es sumar un año de trabajo, a partir de 2020, para terminar de sumar 5 años de aportes en 2027; tiene que conseguir aval de la Legislatura

Acorde a la propuesta de Mauricio Macri de modificar el régimen previsional, María Eugenia Vidal giró a la Legislatura un proyecto de ley para elevar la edad jubilatoria de los empleados del Banco Provincia.

De acuerdo al texto para reformar la caja previsional del Banco, los empleados de esa entidad deberán esperar cinco años para jubilarse: accederán a los 65 años con 35 de servicios.

La caja del Banco Provincia tiene un déficit de 5 mil millones de pesos anuales, que año tras año es cubierto por la Provincia a través de la toma de deuda.

El sistema previsional del Bapro tiene unos 16 mil pasivos que cobran haberes entre 40 mil y 150 mil pesos. Y se financia con los aportes de unos 8 mil trabajadores.

El proyecto plantea un aumento en la edad para acceder a la jubilación, que hoy va los 57 a los 60 años y que pasará a los 65. “Tendrá derecho a la jubilación ordinaria el afiliado que compute treinta y cinco (35) años de servicios como mínimo y que hubiera cumplido sesenta y cinco (65) años de edad. La aplicación de la nueva edad mínima se realizará gradualmente con la siguiente escala: sesenta y un (61) años de edad en los años 2020 y 2021, sesenta y dos (62) años de edad en los años 2022 y 2023, sesenta y tres (63) años de edad en los años 2024 y 2025, sesenta y cuatro (64) años de edad en los años 2026 y 2027, sesenta y cinco (65) años de edad a partir del año 2028”, dice la iniciativa que lleva la firma de la gobernadora Vidal.

Además incluiría la “revisión” de las jubilaciones que están en la cima de la pirámide.

En tanto, el ministro de Economía, Hernán Lacunza informó que “no está en agenda” reformar el régimen jubilatorio del Instituto de Previsión Social (IPS).

Ayer varios representantes de los gremios estatales se reunieron con funcionarios del gabinete provincial para despejar dudas. Estuvieron Carlos Quintana (UPCN); Jorge Baldovino (AERI); Pedro Fernández (APOC), y Miguel Zubieta (Salud Pública), entre otros.

Tras la reunión los sectores más opositores a Vidal convocaron para mañana una concentración en la sede del IPS “en defensa de las cajas jubilatorias de los bonaerenses”, explicaron desde ATE y la CTA Autónoma de la Provincia.

Junto al régimen previsional del Banco Provincia Vidal buscará modificar las jubilaciones de privilegio de los ex gobernadores, ex ministro de la Corte y ex legisladores, con un proyecto de ley que enviará hoy al Senado.

Fuente: Diario La Nación

Fuente: 14/12/2017

Puntos clave de la reforma previsional que busca aprobar el Gobierno

El ajuste pasa a ser trimestral. Cuáles son los cambios en la fórmula de movilidad y la edad jubilatoria.

El Gobierno buscará esta tarde convertir en ley la Reforma Previsional, en medio de un clima complejo y de marchas sociales y sindicales en los alrededores del Congreso. Estos son los principales puntos del polémico proyecto.

Nueva fórmula de movilidad

Cambia la fórmula de movilidad que alcanza a más de 17 millones de personas, entre jubilados, pensionados, pensiones no contributivas, beneficiarios de asignaciones familiares y AUH.

En lugar del ajuste semestral, en base 50% a la evolución de los salarios y 50% de la recaudación, que se utiliza actualmente; se utilizará otro conformado 70% por la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC y 30% restante por la variación del RIPTE, un indicador del Ministerio de Trabajo que mide la evolución del salario de los estatales..

Además, en lugar del aumento semestral, se aplicará una actualización por trimestre. En lo inmediato, esto significa que en marzo de 2018 en lugar de otorgarse el aumento semestral de julio-diciembre, que ronda un 12%, se otorgará el aumento de la nueva fórmula de julio a septiembre de 2016, que arroja un 5,7%.

 Esto lleva a que en el inicio del cambio de fórmula, hay una merma en los haberes y un retraso de hasta 6 meses en el ajuste de los beneficios. Para 2018 se calcula un “ahorro” para el Estado de casi $ 100.000 millones.
Un aumento menos en marzo
Con la fórmula actual, por ejemplo, a un salario de $ 10.000 le correspondería un aumento aproximadamente de $ 1.200 en marzo de 2018. En cambio, con el proyecto oficial, el aumento sería de sólo 570 pesos.

La quita de $ 630 sobre $ 1.200 (52,5%) es el punto de partida para lo que los abogados constitucionalistas califican como “aplicación retroactiva” que, en su opinión, daría lugar a muchos juicios de “inconstitucionalidad”.

El 82% móvil

La garantía del 82% móvil se aplicará a quienes al momento de la jubilación hayan reunido 30 años de aportes efectivos. Actualmente esa relación es del 81,8%, por cuanto el haber mínimo es de $ 7.246 y el salario mínimo de $ 8.860. Así, cada vez que aumente el salario mínimo, si la jubilación mínima es inferior al 82%, la Anses ajustará los haberes de los alcanzados por esta garantía.

Quedan excluidos los que se jubilaron por moratoria y a quienes no les correspondió el beneficio de la PBU ( Prestación Básica Universal). De aquí se infiere que quedan fuera de esta garantía las jubilaciones por invalidez de trabajadores que estaban activos y las pensiones por fallecimiento del trabajadores que estaban en actividad que no se calculan en base a la PBU. También los que se jubilaron con más de 65 años, compensando años de aportes.

Jubilación voluntaria

Los trabajadores en relación de dependencia del sector privado podrán optar por jubilarse a los 70 años, y recién entonces los empleadores podrán intimarlos a que inicien el trámite del retiro jubilatorio. Los estatales quedan excluidos.

Las mujeres hoy tienen la opción de jubilarse a partir de los 60, con 30 años de aportes, y pasa a ser obligatorio a los 65. Si se aprueba el proyecto, podrán jubilarse entre los 60 y 70. Y los varones la opción rige entre los 65 y los 70 años.

Fuente: Diario El Cronista

Fecha: 14/12/2017

Reforma previsional: cuánto ganan y cuánto pierden los jubilados

Según cálculos oficiales, el ajuste de haberes será parcial en marzo por el empalme de fórmulas, pero se completará en junio para equiparar el esquema de actualización vigente

Un documento elaborado por la Procuración del Tesoro concluyó que con la aplicación de la nueva fórmula, que implica una actualización de los haberes trimestral en lugar de semestral, “se producirá un desdoblamiento del pago, y su postergación inicial” en el primer ajuste correspondiente a marzo de 2018, pero que con las actualizaciones trimestrales subsiguientes “los beneficios del cambio tendrían toda su extensión, asegurando la progresividad, movilidad y sustitutividad”.

El paper elaborado por el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, refirió que “lo que se está cambiando es simplemente su modo cálculo, que no es un derecho, sino nada más que un método, que el Congreso de la Nación tiene la potestad de modificar”.

Saravia Frías argumentó que “el jubilado recibirá en marzo de 2018 un incremento y deberá esperar un trimestre para obtener una compensación mayor que finalice el empalme por cambio de sistema. Se desdobla el pago, y se posterga una parte”, en lo que definió como “una limitación temporal que no ataca la sustancia del derecho al haber jubilatorio”.

Con la fórmula hoy vigente, en marzo de 2018 se debería otorgar un aumento cercano a 12% (actualización semestral de julio-diciembre). Pero de aplicarse el cambio en el cálculo según la iniciativa oficial, el aumento sería de 5,7%, menos de la mitad y acotado al trimestre julio-septiembre.

En la actualidad el haber mínimo es de 7.246 pesos. En el primer caso, el aumento sería de unos 870 pesos, a 8.116 pesos. Pero con el nuevo esquema, sería de $413, a 7.659 pesos. El empalme para equiparar el ingreso con la fórmula anterior se produciría recién con la actualización trimestral de junio de 2018.

Para el Gobierno, el nuevo cálculo impone “una limitación temporal que no ataca la sustancia del derecho al haber”

La Procuración del Tesoro reconoce que la fórmula propuesta retrasa tres meses parte del ajuste, pero que el mismo se dará en junio, lo que significa que “en el mediano plazo, este cambio protege el valor real de los haberes mejor que la fórmula actual”, esquema muy volátil ya que “los haberes reales siempre caían cuando la inflación subía, como ocurrió en 2010, 2014 y 2016”.

A modo de ejemplo, el documento oficial prevé que con una inflación de 16,6% en 2018, como estiman las consultoras económicas según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), “la suba trimestral tendría como resultado que los haberes no caigan tanto como antes. Además, con el crecimiento de los salarios reales, los haberes irían creciendo en el tiempo”.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, defendió esta mañana el cambio de la fórmula jubilatoria y aseguró que “lejos estamos de un escenario en el cual hay una pérdida para los jubilados, sino todo lo contrario”.

“Los jubilados este año están afortunadamente mejorando sus haberes reales casi 3%, mientras que el próximo lo harán casi un 5%, porque sus haberes aumentarán un 22%, cuando el sector privado, no nosotros, estima que habrá una inflación del 16%”, argumentó el funcionario en diálogo con Marcelo Longobardi por Radio Mitre.

El nivel de las prestaciones previsionales mínimas según la propuesta de movilidad fijada en el dictamen del Senado implica que en marzo el ajuste de los haberes será menor al que sería si se diese el ajuste por la inflación de todo el semestre, dado que solo se hará por la inflación de julio a septiembre de 2017.

Pero en junio se recuperaría esa diferencia, ya que el incremento de los haberes ajustaría por la inflación de octubre a diciembre de 2017, por cuanto la recuperación del nivel de ingreso se concretaría antes del ajuste de septiembre, “que sería el que estaría vigente si no hubiese cambio en la fórmula, la inflación del semestre julio-diciembre de 2017”, apuntó el análisis de la Procuración.

Recuperación del Poder Adquisitivo en 2018 y 2019

Para los expertos del IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal), el proceso de recuperación del poder adquisitivo de los haberes, hasta el nivel máximo que habían alcanzado en septiembre de 2015, demandará casi dos años más, en base a la nueva fórmula de actualización.

Luego de un pico histórico al cierre del gobierno de Cristina Kirchner, los ingresos de los jubilados sufrieron un deterioro en términos reales después de la fuerte devaluación del peso, con la eliminación del control de cambios, y la elevada inflación de 2016, en torno a 40%, con incidencia de la suba de tarifas, con alto impacto en la carestía de la canasta de consumo de las familias.

“La discusión parlamentaria derivó en una modificación sobre la propuesta inicial” del Gobierno, señaló el IARAF. “En lugar de captar en su totalidad la evolución del índice de precios al consumidor (IPC), se consensuó la incorporación del índice de salarios promedio de los trabajadores estables (RIPTE) con una ponderación del 30%, sumado a la evolución del índice de IPC con el restante 70%. De esta manera, las estimaciones resultantes reflejan un crecimiento en poder de compra correspondiente al 1,5% en diciembre de 2018 con respecto a una base en noviembre de 2017”.

En el oficialismo confían en que en el mediano plazo el cambio de fórmula protegerá mejor el valor real de los haberes

El análisis del IARAF apuntó que “seguidamente, el avance estimado a diciembre de 2019 equivale a un 4,6% en relación al haber real percibido por los beneficiarios en noviembre de 2017; equiparando el mismo poder de compra que reflejaron los haberes en septiembre de 2015”, el pico histórico de poder de compra de los haberes previsionales.

La necesidad del Gobierno de modificar la modalidad de cálculo de la suba de jubilaciones responde al problema de déficit estructural en el sistema de seguridad social. Para el IARAF, “el cambio de metodología es crucial para enfrentar el problema de déficit que presenta el sistema previsional argentino, dado que bajo el actual régimen, el otorgamiento de aumentos no se condice con la disponibilidad de recursos previsionales para su financiamiento”.

El IARAF prevé que de sancionarse la propuesta oficial se otorgaría un margen fiscal de $72.000 millones, equivalente a 0,6% del PIB, con respecto a la ley de movilidad hoy vigente, “originado por un crecimiento del rubro Prestaciones Sociales levemente superior a la evolución del nivel inflacionario, en oposición a un crecimiento por encima del IPC, tal como se verifica en un escenario de reducción de la inflación”, aunque dicho ahorro “no sería producto de un ajuste nominal en las Prestaciones Sociales, sino que surge de un crecimiento en línea con el comportamiento de los precios de la economía”.

Ajuste en el marco de la Reforma Tributaria

En ese sentido, los expertos del Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV (Universidad nacional de Avellaneda) detectaron que “en el próximo año se proyecta incrementar el volumen de erogaciones de índole social como relación del PIB, en el orden del 0,2%. Así, las prestaciones sociales pasarán de representar el 58,9% de los gastos primarios en 2017 a un 62,8% en el año venidero”.

“Semejante ‘peso’ de la seguridad social sobre el erario público sigue encendiendo las luces de alarma de la actual administración y redunda en la principal variable de ajuste a la hora de idear alternativas para dar cumplimiento a la meta fiscal para 2018. En ese marco, la racionalización por medio del sistema de seguridad social se piensa como el principal instrumento para amortiguar el rojo fiscal producto de la reducción en la recaudación futura, en el marco de la baja propuesta en la presión tributaria”, puntualizó el reporte de la UNDAV.

Para la casa de estudios, la modificación de la fórmula de ajuste de ingresos de la seguridad social “es el primer paso de una modificación más amplia, que buscará minimizar la dependencia del sistema argentino respecto de las rentas generales” para pasar a depender en mayor medida de las contribuciones aportadas por beneficios futuros.

Cabe recordar que la reforma tributaria que impulsa la administración de Macri propone que el Impuesto a las Ganancias se coparticipe con las provincias en su totalidad, cuando actualmente se detrae un 20% de forma anual para el financiamiento de ANSeS. “El detrimento de esta medida para la seguridad social es de alrededor de $130.000 millones para el año 2018, lo cual representa más de un punto del PIB”, evaluó la UNDAV.

Con el nuevo cálculo, la recuperación del nivel de ingreso de jubilaciones se concretaría antes del ajuste de septiembre

Como compensación, se propone asignar a la ANSeS la totalidad de recaudación por créditos y débitos. “Hasta el momento, la transferencia de fondos por impuesto al cheque era de un 70%, por lo cual, el año próximo se suman recursos por $60.5000 millones” para el ente previsional, según el informe.

La UNDAV determinó que “el efecto neto de ambas medidas sigue siendo deficitario para la administración de la seguridad social, ya que obtiene recursos por aproximadamente la mitad de lo que dejará de percibir en relación al corriente año”, que pone en marco “la modificación en el cálculo de fórmula de ajuste de prestaciones, de reciente media sanción”.

Fuente: Infobae

Fecha: 13/12/2017

 

Reforma previsional: el Gobierno busca sancionar la ley mañana

Las intenciones del Ejecutivo fueron confirmadas  tanto en el interbloque oficialista en Diputados como en la Casa Rosada

Por: Noelia Barral

Para: Diario El Cronista

Tras el escandaloso debate en comisiones ayer, el interbloque Cambiemos y el Ministerio del Interior comenzaron esta mañana un operativo de pinzas para intentar sesionar mañana mismo en la Cámara de Diputados y convertir en ley el cambio a la baja en el cálculo de los haberes jubilatorios y las asignaciones sociales.

Los gobernadores peronistas que ayudaron al oficialismo a conseguir el dictamen recibieron llamadas de la Casa Rosada para garantizar los votos de sus diputados en el recinto.

La decisión de acelerar el debate incluye también a la reforma tributaria, que tuvo dictamen ayer.

Las intenciones del Gobierno fueron confirmadas a El Cronista tanto en el interbloque oficialista en Diputados como en la Casa Rosada. Para efectivizar la convocatoria a sesión, el oficialismo esperaba a asegurarse la participación y los votos de los diputados que integran el interbloque Argentina Federal, que responde a Pablo Kosiner, y que se referencia en los gobernadores peronistas.

El operativo incluía esta mañana intentos para traer a la Ciudad de Buenos Aires a diputados que se encuentran de viaje en el exterior y en el interior del país.

Una vez que tenga certezas sobre estos puntos, Cambiemos fijará el horario de la sesión.

Ayer, Cambiemos logró el dictamen de mayoría para la reforma previsional acompañado por cinco diputados de Argentina Federal: el tucumano José Orellana, el misionero Jorge Franco, los cordobeses Paulo Cassineiro y Martín Llaryora, y el chaqueño Juan Mosqueda. Además de Norma Abdala, diputada que responde al mandatario santiagueño, Gerardo Zamora.

Fecha: 13/12/2017