Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Archivo para octubre, 2017

El Gobierno propone cambiar el régimen de movilidad jubilatoria

Busca que los haberes se ajusten por inflación; con el esquema actual, lo esperable es que los aumentos superen el alza de los precios

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo ayer que el Gobierno propondrá una reforma del sistema de movilidad previsional, para que los haberes jubilatorios se actualicen según el índice de inflación. Esto le permitiría al Estado ahorrar varios millones de pesos en los próximos años respecto del gasto que supondría mantener el sistema actual. Dar subas según la inflación reemplazaría la fórmula hoy vigente, que, entre otras variables, contempla la evolución de la recaudación de los impuestos que se destinan -en parte- a financiar las prestaciones jubilatorias y la de los salarios. Además, la idea del Gobierno es que la actualización deje de ser semestral y pase a ser trimestral.

Según fuentes de la Jefatura de Gabinete, ése sería uno de los cambios que se propondrían en “la transición” que, según afirmó el presidente Mauricio Macri, habrá hasta que una comisión especial haga una propuesta para una reforma integral del sistema jubilatorio por ley. “Sabemos que el sistema esconde inequidades y que no es sustentable”, definió el mandatario.

El cambio amplio ya está planteado en la ley 27.260, aprobada a mediados de 2016, que otorga un plazo de tres años (desde ese momento) para concretar la iniciativa. Como tratará todos los aspectos del régimen, esa comisión podría proponer otro cambio en la movilidad de los haberes.

El régimen que está vigente desde 2009 prevé dos recomposiciones al año: una en marzo y otra en septiembre. Desde que se aplica, y si se considera hasta 2016, el índice de inflación estimado por consultoras privadas resultó por lo general favorable a los jubilados, en el sentido de que les permitió tener un aumento superior al alza de precios. Tal cosa ocurrió en siete de los nueve años de vigencia, en tanto que hubo sólo dos períodos en que fue al revés: en 2014 y en 2016, con una actividad económica en caída (lo cual impactó en la recaudación) y con salarios reales también a la baja, la recomposición que recibieron los jubilados no logró que pudieran mantener el poder adquisitivo.

El año pasado, con una inflación algo superior al 40%, los haberes subieron un 31,7%, sumadas las alzas de marzo y septiembre. Para este año, en cambio, el incremento será del 28%, con una inflación que se ubicaría entre el 22 y el 23%.

Y si para el año próximo y los períodos siguientes se prevé un crecimiento económico -algo que impactaría en la recaudación- y una mejora real de los salarios, lo esperable es que el esquema actual otorgue aumentos superiores a la inflación, una variable que, a la vez, se estima que irá a la baja. Por eso, se considera que el Gobierno se propone derivar menos recursos a las actualizaciones.

Un dato no menor es que la movilidad no sólo se aplica para los jubilados y pensionados de la Anses. El índice también se utiliza para actualizar los valores de las asignaciones por hijo (del sistema universal y del sistema de la seguridad social), las pensiones no contributivas, los aportes y límites de facturación en el esquema del monotributo y los pagos mensuales de los autónomos.

Además, el índice se usa para actualizar el valor nominal de las remuneraciones que forman parte de la fórmula de cálculo del haber cuando alguien se jubila, según recordó el abogado Adrián Tróccoli. “No es momento de dejar de dar una mejora a las jubilaciones, con los valores que tienen”, cuestionó.

“Si observamos que los sueldos suben luego de la inflación [por los tiempos de las paritarias] es mejor dar movilidad por inflación, porque llega antes -analizó Elsa Romero, también abogada especializada en jubilaciones-. Sin embargo, si los sueldos aumentan más que la inflación porque hay mayor productividad, el alza por inflación será inferior a la suba de los sueldos. Y la Corte Suprema ya ha dicho en forma muy contundente que la movilidad debe seguir a los sueldos”.

Fecha: 31/10/2017

Anuncios

Debate en la Justicia

En segunda instancia, se avaló un acuerdo de reparación histórica de la Anses con un jubilado que tenía una sentencia firme

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

Jueces del fuero de la seguridad social revirtieron días atrás una sentencia de primera instancia y decidieron avalar un acuerdo firmado entre la Anses y un jubilado en el marco de la reparación histórica. En el primer fallo, se había rechazado ese pacto porque existía previamente una sentencia firme que le ordenaba al Estado un reajuste del haber del demandante.

La decisión de los jueces Luis Herrero y Nora Dorado, integrantes de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social, se refiere al expediente del jubilado Ramón Farías, para quien la aplicación del plan de reparación histórica le significa cobrar un haber mayor que el surgido de la sentencia del juicio. En mayo pasado, la jueza Elvira Muleiro, titular del Juzgado N° 5 de la Seguridad Social, se había negado a homologar el acuerdo que, en el marco de la ley 27.260, habían firmado Farías y la Anses.

Los camaristas, sin embargo, avalaron la postura de las partes y señalaron que, “de común acuerdo” se modificaron “los términos de la cosa juzgada”. Recordaron que la ley habilita acuerdos en los casos en los que hay juicio iniciado, “con o sin sentencia firme”. Además, cuestionaron la decisión de primera instancia por haber provocado “un retraso de más de cuatro meses” en la definición del incidente y, por tanto, en los tiempos de espera del jubilado para cobrar su nuevo haber. “No se avizora el motivo que indujo a la sentenciante a apartarse -sin el menor atisbo de lógica y razonabilidad- de expresas normas legales de forma y fondo, que reglamentan este acuerdo libre de voluntades”, dice la sentencia de la Sala II.

Fecha: 02/10/2017

Cómo está y cómo seguirá el plan de reparación histórica para los jubilados

Hasta ahora cobran un aumento algo más de 1,1 millones de personas, mientras que otras 305.000 esperan una propuesta; nuevo plazo para un trámite

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

Por el plan de reparación histórica, son por ahora 1.113.443 los jubilados y pensionados del sistema gestionado por la Anses que cobran sus haberes incrementados según los criterios establecidos por la ley 27.260. Dentro del universo de personas que aún no tienen su ingreso reajustado (pero que están incluidos en el plan, según se les informó), hay 305.846 que no recibieron todavía una propuesta, es decir, no se les dijo de cuánto sería su ingreso mensual y, eventualmente, cuánto cobrarían en concepto de retroactivo, siempre en caso de dar su acuerdo. A continuación, una guía para conocer cómo está el plan y qué trámites deben hacer los jubilados, según cuál sea su situación.

-Si se cobra el aumento sin haber hecho ningún trámite previo, ¿qué pasos hay que seguir?

-La gran mayoría de quienes están percibiendo su ingreso reajustado no hicieron un trámite previo, sino que fueron incluidos en los procedimientos de pago anticipado que dispuso la Anses, tras considerar cuestiones como la edad y los montos implicados en las subas. Como la ley establece que la reparación es un plan de acuerdos entre partes, sí se prevé una gestión posterior. Días atrás, la Anses emitió la resolución 185, en la que se establece que hay plazo hasta el 28 de febrero de 2018 para dar los siguientes pasos, según explicaron en el organismo: 

Si la suba fue menor al 30% del haber mínimo, se deberá aceptar la propuesta (o rechazarla, en caso de así decidirlo) en la página de la Anses (http://www.anses.gob.ar, tras ingresar con la clave de la seguridad social).

Si la suba del haber superó el 30% del haber jubilatorio mínimo, además de hacer esa aceptación en la web, deberá suscribirse el acuerdo con la Anses, que luego será enviado a la Justicia para su homologación.

-¿Cómo sigue el trámite tras aceptarse la oferta en la web?

-Lo siguiente es válido tanto para los casos enunciados en la última parte de la respuesta anterior, como para quienes tienen una propuesta de aumento y necesitan firmar antes un acuerdo para poder cobrarlo (por no estar contemplados en los procedimientos de pago anticipado). Tras la aceptación en la web, el acuerdo se firma con la huella dactilar (salvo casos excepcionales), en una sucursal bancaria que tenga lector de datos biométricos y habilite el trámite, o en una oficina de la Anses (con turno asignado). Deben firmar el jubilado y un abogado que él designe, ambos en la misma terminal y sin que pasen más de 30 minutos entre uno y otro. El pago de los honorarios de este profesional está a cargo del Estado. Luego, el acuerdo es firmado por las autoridades de la Anses y remitido en forma electrónica a la Justicia para su homologación, el último paso antes de que se comience a cobrar el haber reajustado (en los casos en que no hay pago anticipado, claro está).

-¿Cuántas propuestas se aceptaron y cuántas se rechazaron?

-Según la Anses, hay 745.607 aceptaciones y 57.939 rechazos. Y se suscribieron hasta ahora 249.380 acuerdos, de los cuales 156.073 fueron homologados por un juez. El Gobierno estimó que serán, en total, unos 2 millones los jubilados alcanzados por el programa.

-¿Por qué alguien rechazaría la propuesta de aumento?

-El plan prevé la firma de acuerdos, que implican renunciar a la vía judicial para reclamar por un reajuste del haber. Así, si hay un litigio en trámite, ya no seguirá. Y si no se había iniciado demanda, ya no se la podrá iniciar. La causa de un rechazo puede ser el considerar que se obtendría un beneficio mayor en un juicio. Y esto puede ocurrir, según el caso, porque los índices de actualización con los que se hacen los cálculos son diferentes en el plan de reparación histórica respecto de los que ordenan utilizar los fallos judiciales (esta cuestión de los índices fue llevada a la Justicia y la decisión está en manos de la Corte Suprema). Otro factor a considerar para decidir es el tiempo de cobro.

-¿Cómo se puede conocer la oferta de incremento del haber?

-Se ingresa en la página de la Anses con la clave de la seguridad social. El uso de esta clave de identificación permite ver datos particulares (no sólo los del plan de reparación sino también otros; por ejemplo, el detalle de la liquidación mensual de los haberes). La clave puede generarse y habilitarse en la propia página.

-¿Y si aún no hay propuesta?

-Hay quienes aún no tienen una propuesta. Según la Anses, son 305.846 casos “complejos”. Los funcionarios dicen estimar que podrán dar respuesta “a todos antes de fin de año”.

-¿Cuánto tiempo pasa entre el acuerdo y el reajuste del haber y el cobro del retroactivo?

-No hay un plazo establecido para que los jueces homologuen, una vez que la Anses envía los acuerdos para su consideración. Los tiempos varían según el juzgado. En su inicio, además, el sistema tuvo problemas en la parte informática. En el organismo previsional señalan que la demora promedio entre la firma del acuerdo y el cobro es de unos tres meses. Y para algunos casos se dispuso anticipar -mientras se está a la espera de la homologación- el reajuste del haber mensual, dejando para después el cobro del retroactivo, es decir, de las diferencias entre el nuevo y el viejo haber, que se hayan acumulado desde el momento a partir del cual se reconoce el derecho a cobrar un ingreso más alto, hasta que el cobro se hace efectivo.

-¿Siempre se cobra retroactivo?

-No necesariamente. Hay dos cuestiones: por un lado, el posible retroactivo acumulado por el tiempo previo a la reparación histórica. En este punto, a quienes no habían hecho juicio (pero se les reconoce que en los últimos años se les estaba pagando menos de lo que correspondía) se les actualiza el ingreso mensual, pero no hay pago por períodos previos. A quienes estaban en juicio y no tenían sentencia firme, la ley les reconoce el derecho a cobrar en cuotas un retroactivo, hasta un máximo de 48 meses; dependiendo del tiempo que lleve el trámite judicial, eso puede representar una quita, porque ganar el litigio da derecho a cobrar lo acumulado por las diferencias entre lo que debió haberse cobrado y lo que se cobró cada mes, desde dos años antes de la demanda. Por último, para quienes tienen sentencia firme, el reconocimiento del retroactivo (con pago en cuotas también) es sin límite temporal. La otra cuestión por la que puede acumularse una deuda del Estado con el jubilado es el tiempo que transcurra entre la aceptación de la propuesta de la reparación y el pago efectivo del haber incrementado.

-¿Se puede pedir una reconsideración del monto ofrecido, si se considera que no está bien calculado según la ley 27.260 ?

-La forma de hacerlo es presentar el pedido de reconsideración personalmente en una oficina de la Anses, donde dicen que “próximamente” esa posibilidad estará disponible en la web. Según fuentes del organismo, se presentaron pocos pedidos. Y señalan también que se habilitó un aplicativo para cargar datos de un juicio que, eventualmente, no aparezcan en la página de la Anses.

Fecha: 01/10/2017