Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Archivo para enero, 2017

El Gobierno negó que vaya a subir la edad para la jubilación

Lo confirmó Basavilbaso, director de la Anses; desde 2019 se elevará a 65 años el requisito para acceder a la pensión universal

Por: Francisco Casas

Para: Diario La Nación

El director ejecutivo de la Anses, Emilio Basavilbaso, afirmó ayer que no está dentro de los planes del Gobierno aumentar la edad mínima para acceder a la jubilación y manifestó su “deseo” de que el valor de las prestaciones sea mayor, pero remarcó que “debe asegurarse la sustentabilidad” del sistema.

Al respecto, fuentes de la Anses aclararon a LA NACION que tanto las cuestiones vinculadas con el nivel de las prestaciones (por fuera de la actualizaciones automáticas) como las relacionadas con modificaciones en las edades mínimas para jubilarse son facultad del Consejo de Sustentabilidad Previsional, un ente establecido por la ley de reparación histórica para jubilados y pensionados, a mediados del año pasado.

Dicho consejo tiene un plazo máximo de tres años para elaborar un nuevo régimen previsional y deberá remitir un informe a la Comisión Bicameral de los Fondos de la Seguridad Social cada seis meses.

En declaraciones a Radio La Red, Basavilbaso expresó su deseo de que el haber mínimo jubilatorio alcance los valores de la canasta básica, que hoy el Indec calcula en $ 12.489 para una familia tipo. “Nos encontramos con la restricción del dinero con el que se cuenta para hacer frente al pago de las prestaciones. De todas formas, hoy la Argentina tiene uno de los índices de cobertura más altos del mundo. El 97% de los adultos mayores tiene alguna prestación de la Anses, de 5661 pesos para arriba. Estamos muy por encima del promedio de la región. Así y todo, queremos subir ese valor, pero que sea sustentable”, afirmó.

En la ley de reparación histórica para jubilados y pensionados que se sancionó el año pasado junto con la ley de blanqueo de capitales, se estableció la pensión universal para el adulto mayor (PUAM), cuyo monto debe representar el 80% de la jubilación mínima. En el proyecto original, se elevaba de 60 a 65 años la edad para que las mujeres puedan acceder a dicha prestación. Debido a las críticas de la oposición, se prorrogó la entrada en vigor de esa medida hasta 2019. La PUAM es financiada con fondos del Tesoro nacional y no de la Anses, aclararon en el organismo previsional.

“Tenemos garantizados los fondos para el pago de los reajustes, ya que la ley de reparación histórica establecía específicamente el modo de financiarlos. Hasta el momento, todos los reajustes están siendo solventados con dinero proveniente de las penalidades percibidas por el blanqueo de capitales”, dijo ayer Basavilbaso.

El funcionario destacó como logros de su primer año de gestión, más allá de la reparación histórica y la creación de la pensión universal para el adulto mayor, una disminución en la pauta publicitaria del organismo y una mayor rentabilidad del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), además de la eliminación de las jubilaciones irregulares de extranjeros. “Logramos una disminución de un 40% en la pauta publicitaria, que alcanzaba los $ 1000 millones y se dirigía sólo a determinados medios”, aclaró.

Con respecto a la eficiencia en el manejo de los fondos, afirmó que había mucha disponibilidad del FGS en determinados bancos y no generaba utilidades. “Ese dinero se invirtió, por eso el fondo tuvo el rendimiento mas alto de los ultimos diez años”, dijo.

“Otra cuestión en la que se trabajó, tanto sobre la base de datos como en campo, fueron las jubilaciones irregulares”, afirmó Basavilbaso,

También comentó que ciudadanos de Paraguay o Chile que no residían en el país cobraban jubilaciones. “Esta maniobra era facilitada por gestores argentinos, quienes tramitaban las jubilaciones a cambio de una comisión. Por eso fueron denunciados penalmente.”

Fecha:11/01/2017

Anuncios

Mejoran los haberes de un grupo de jubilados

Algunos pasivos cobrarán más este mes; el plan se demora para algunos

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

La Anses pagará este mes los haberes de algo más de 294.000 jubilados ya actualizados por la aplicación del plan de reparación histórica dispuesto por ley. El programa incorporará así a más personas al mecanismo de pagos anticipados de estos reajustes, ya que se trata de casos en los que aún no fueron homologados por un juez los acuerdos que la ley dispone que deben firmar los jubilados con el Estado.

El plan de reparación, que contempla poner en línea los ingresos de más de 2 millones de jubilados y pensionados con lo dispuesto por la Corte Suprema en algunos fallos, corre por ahora a dos tiempos.

Por un lado y según datos de la Anses, si se considera a quienes recibirán su recomposición este mes, serán 894.668 los ya beneficiados. Pero por otro lado, hay muchos pasivos (sobre todo entre quienes tienen juicios en trámite o incluso con sentencia) a quienes aún no se les informó cuál es la oferta de pago que se les hace a cambio de que renuncien a sus demandas.

Ya desde septiembre, algunos jubilados entre los que no habían iniciado litigios (pero a quienes ahora se les reconoce desde el Estado que se les estuvo pagando en los últimos años por debajo de lo debido), comenzaron a cobrar ya con un ajuste. La elección incluyó criterios de edad y de niveles de ingresos o cuantía del aumento otorgado.

¿Quiénes son los que cobrarán una recomposición este mes? Según especificaron fuentes de la Anses consultadas por LA NACION, los criterios dispuestos se enmarcan en una ampliación de facultades que, para decidir estos pagos, recibió el organismo por un decreto de necesidad y urgencia, el 1244, de diciembre pasado. Así, se les incrementará el ingreso a personas de 75 años o más cuyos haberes ya actualizados no superen el valor de la jubilación mínima multiplicada por cuatro (esto da $ 22.644) y a quienes, más allá de su edad, les corresponda (según los criterios de cálculo adoptados por la Anses) un reajuste que no supere el 30% del haber mínimo, lo que equivale a decir que la suba no será de más de $ 1698. Son, además, según las fuentes del organismo, jubilados sin juicios en trámite.

Para conocer si alguien está o no incluido en este grupo, es posible ver el detalle de la liquidación del ingreso de este mes en la página de la Anses. Para ello, claro, se debe ingresar con la clave de la seguridad social que, en caso de no tenerla, puede gestionarse sin necesidad de ir a una oficina de la Anses.

El hecho de recibir una mejora del haber mensual por este procedimiento anticipado, no quiere decir que no se tengan que hacer trámites; de hecho, la suba dejará de percibirse luego de seis meses si es que no hubo aceptación expresa del nuevo monto. Ese trámite requiere en primer lugar de marcar la opción (aceptar o rechazar) en la Web. Y luego, se debe firmar el acuerdo por el cual la persona renuncia a continuar o a iniciar un juicio reclamando una mejor recomposición del monto. Para esta gestión se usará la huella digital, por lo que es necesario haberla registrado antes.

“El objetivo de que haya menos juicios se va a lograr”, evaluó la abogada previsionalista Elsa Romero. Pero agregó que, a la vez, habrá también quienes a partir de conocer lo que se les ofrece en el plan, decidirán ir a un juicio por evaluar que así podrían conseguir una recomposición mayor (ésa es una posibilidad que depende de varios factores). Según Romero, una de las cuestiones aún pendientes es la definición de las fechas de pago para los casos en que -a diferencia de quienes ya cobran con el reajuste- requieren de la homologación previa por parte de un juez.

Fecha: 10/01/2016

Por un fraude millonario, el PAMI revisa su subsidio para medicamentos

También quitará ese subsidio a los que posean un auto de menos de 10 años o más de una propiedad; habrá un ahorro de $ 1600 millones anuales

Por: Florencia Donovan

Para: Diario La Nación

viveza criolla no conoce de límites ni se templa con la edad. El PAMI decidió revisar los criterios con los cuales otorga el subsidio social para medicamentos, que beneficia a los afiliados con un descuento del 100% en remedios, después de detectar miles de casos de personas que tenían a su nombre propiedades de lujo, embarcaciones y hasta aviones, y que estaban gozando del beneficio de tener medicamentos gratis. 

La decisión no es menor: los casos en cuestión representarían la erogación de unos 1600 millones de pesos anuales, esto es, casi dos veces lo que sale construir un hospital y equiparlo por completo. De ahora en más, el PAMI se ahorrará ese importe. “Es un escándalo. Acá había mucho de prebenda política”, dijo a LA NACION el director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni.

Hasta ayer, quienes cobraban menos o el equivalente a 1,5 haberes previsionales mínimos -lo que suma alrededor de 8491,7 pesos mensuales- accedían a una cobertura del 100% en medicamentos generales. Es decir, no pagaban nada. 

Lo mismo sucedía con aquellos afiliados que ganaban más de 1,5 haberes, pero que destinaban el cinco por ciento o más de sus ingresos al pago de remedios. Entre ambas categorías sumaban 1,6 millones de afiliados con esta bonificación. Ahora, el régimen cambiará y podrían dejar de percibir el subsidio afiliados que estén suscriptos, además, a una medicina prepaga o que tengan un vehículo de menos de 10 años de antigüedad.

Y es que en el universo de 1,6 millones de afiliados con medicamentos gratis, según detectaron en el instituto nacional de servicios sociales para Jubilados y Pensionados tras cruzar los datos de sus afiliados con los del Sintys (Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social), había al menos 2495 personas con embarcaciones a su nombre, 51 con aeronaves, y otras tantas con más de una propiedad de lujo.

“Alguien que mantiene un avión y o un barco y saca medicamentos gratis para la presión es parte de una defraudación del PAMI. Más cuando el PAMI ya te lo da con un descuento del 80 por ciento”, ejemplificó Regazzoni.

Así las cosas, mediante la Disposición Conjunta 0005-17, el PAMI estableció que, a partir de ayer, sólo se les otorgará el subsidio social a aquellos que cobren menos o el equivalente a 1,5 haberes previsionales mínimos. Pero desde ahora estarán excluidas todas aquellas personas que sean propietarias de más de un inmueble o que de los registros surja que tengan de un vehículo de menos de 10 años (con la excepción de aquellos que posean un certificado de discapacidad). Tampoco podrán hacerse de medicamentos gratis los que sean dueños de embarcaciones o de aeronaves.

Otro universo que perderá el acceso a la bonificación son aquellos jubilados que, además de PAMI, cuenten con una prepaga. Según los datos de la institución, de los cinco millones de afiliados que tiene la obra social, entre 100.000 y 200.000 tendrían además un plan de medicina prepaga.

Justamente estos jubilados, en muchos casos, optan por mantener la prepaga una vez que se retiraron de la actividad ya que este tipo de cobertura es prácticamente imposible de contratar cuando se es adulto mayor. Esa duplicidad de coberturas genera que, en muchos casos, las prestaciones médicas se canalizan por la prepaga, pero los medicamentos, por tener un mayor descuento, se compran por el PAMI.

En los casos en los cuales el jubilado o pensionado cobre más de 1,5 haberes previsionales mínimos o cobre menos, pero tenga más de una propiedad o un auto de menos de 10 años, y los remedios le demanden el equivalente al 5% de sus ingresos o más, el PAMI le otorgará el subsidio. Pero, para ello, lo hará mediante una vía de excepción, en la que se requerirá un informe social, la escala de vulnerabilidad sociosanitaria y la revalidación médica. Luego, se resolverá. Quienes tengan a su nombre embarcaciones o aviones, quedarán excluidos en todo momento.

Los criterios que sumó el PAMI son similares a los que rigen para quienes gozan de la tarifa social de servicios públicos. En tal sentido, aclaró Regazzoni, todos aquellos jubilados o pensionados que tengan tarifa social también van a ser beneficiados con el subsidio de PAMI.

“El principio que va a regir es que todos tengan los remedios que necesitan, que no se empobrezca el jubilado por esto. Pero corrigiendo las irregularidades o los abusos -dijo Regazzoni-. El subsidio sigue, sólo se va a revaluar la situación si tiene alguna condición. La gente misma nos tiene que ayudar. Lo central es entender que el subsidio es para las personas que más lo necesitan. Este es el descuento más importante del país”, subrayó.

En rigor, el PAMI garantiza siempre la gratuidad de todos los medicamentos de primerísima necesidad: los oncológicos, de HIV o trasplantes, entre otras enfermedades. Luego ofrece descuentos que van del 50 y hasta el 80% en la compra de medicamentos generales. Y tiene, además, un subsidio social especial, que contempla un descuento del 100% en la compra de medicamentos generales, para favorecer a los jubilados y pensionados más vulnerables, y que es el que ahora está bajo revisión.

“Lo importante es que subsidies al 100% de los medicamentos que la gente lo necesita y no aquel que de repente paga 13.000 pesos mensuales de una prepaga, viaja o tiene un departamento de lujo, que perfectamente puede pagar el 20% de un remedio para la presión”, explicó el titular del PAMI.

En la entidad estiman que las irregularidades podrían sumar cerca del 10% de lo que el instituto destina cada mes para pagar el subsidio, que le representa en total unos 1300 millones de pesos mensuales. El subsisidio social tiene además un peso no menor en el presupuesto de la entidad, dado que suma casi el 45% de lo que PAMI gasta en remedios.

Los números del PAMI

5 Millones

Es la cantidad de afiliados que tiene el PAMI, entre jubilados y pensionados.

1,6 Personas

Son los millones de jubilados que hasta ahora gozaban del subsidio social del PAMI.

1.300 Costo

Son los millones de pesos que sale el subsidio social, que contempla un descuento de 100% en la compra de remedios.

10 por ciento

Es el nivel de fraude estimado del subsidio social.

1.600 Millones de pesos

Es el dinero que estaría destinando PAMI anualmente a afiliados que gozan erróneamente del subsidio.

2.800 Millones

Son los pesos que gasta por mes el PAMI en remedios

Fecha: 08/01/2016

La sostenibilidad del sistema jubilatorio, un debate muy próximo

El sistema se financia cada vez en mayor medida con impuestos; en 2019 deberá haber un nuevo esquema

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

El pago de las jubilaciones y pensiones que están a cargo de la Administración Nacional de la Seguridad Social ( Anses) representa nada más y nada menos que alrededor de cuatro de cada diez pesos del presupuesto de la Nación. Con insuficiencia de ingresos para cubrir esas erogaciones con los aportes y contribuciones más los impuestos que -algunos en parte y otros en su totalidad- se asignan al sistema, el Tesoro cubre el déficit previsional que es, en definitiva, buena parte del déficit fiscal general.

Con compromisos crecientes a lo largo del tiempo, a causa de las políticas decididas en los últimos años, y a consecuencia también del progresivo envejecimiento poblacional, la sustentabilidad del sistema previsional es un tema cuyo debate se instalará en poco tiempo.

La cuestión, de hecho, ya fue contemplada en una norma votada por el Congreso el año pasado. Además de disponer el blanqueo fiscal y de establecer un plan de recomposición de haberes para un grupo de jubilados, la ley 27.260 ordena crear un Consejo de Sustentabilidad Previsional y le asigna una misión concreta: elaborar un proyecto de reforma integral del régimen jubilatorio que deberá estar listo en 2019. Cada seis meses, según la ley, deberán informarse los avances a una comisión bicameral del Congreso.

Para este año, la previsión oficial es que las prestaciones a la seguridad social se lleven $ 952.345 millones. La distribución estimada por la ley de presupuesto indica que, de ese monto, $ 792.450 millones irán a los pagos de jubilaciones y pensiones del sistema regular (cobradas por algo más de 6,7 millones de personas) y otros $ 97.192 millones, a las pensiones no contributivas (son 1,5 millones).

La primera cifra mencionada está integrada, además, por $ 59.657 millones para el plan de reparación histórica, y por $ 3046 millones para la pensión universal dirigida a personas que, al cumplir 65 años, no acceden a una jubilación por falta o insuficiencia de aportes.

Estos dos últimos ítems se refieren a políticas instrumentadas por el actual gobierno. En el caso del plan de reparación, la intención es poner los ingresos de unos 2,4 millones de jubilados en línea con lo dicho por la Corte Suprema en algunos de sus fallos sobre el tema previsional. Hay, por lo tanto, una meta de reducción del número de juicios -tanto presentes como futuros-, porque al firmar un acuerdo con la Anses que debe homologar la Justicia, el jubilado renuncia a iniciar o a continuar una demanda.

Esto alivia los pasivos contingentes del sistema, pero, a la vez, eleva la necesidad de recursos para hacer frente al pago de haberes actualizados en forma inmediata o, en el caso de las retroactividades, para abonarlas en un plazo de tres años (estos montos, que compensan los pagos insuficientes de períodos anteriores, los percibirán quienes habían iniciado un juicio).

Los compromisos de la Anses en lo que a jubilaciones se refiere aumentaron en los últimos años con las moratorias previsionales, que les permitieron obtener ingresos mensuales a personas con aportes insuficientes o directamente sin aportes. La tasa de cobertura previsional (adultos mayores con ingresos) llegó así a más de 95%.

Por el lado de los ingresos, la Anses recibiría este año y según el presupuesto, $ 698.814 millones provenientes de aportes y contribuciones de trabajadores y empleadores, para el pago de diferentes prestaciones. Este ítem representa casi el 28% de la recaudación total de los impuestos y recursos de la seguridad social. Ocupa el segundo lugar después del IVA, del que se obtienen casi 29 pesos de cada 100.

También se vuelca al organismo parte de la recaudación de impuestos generales y las penalidades cobradas a quienes en estos meses blanquean bienes y capitales.

En el caso de Ganancias y antes de disponerse su reparto entre la Nación y las provincias, se detrae un 20% para la Anses. Del IVA, el organismo previsional recibe once de cada cien pesos. Además, el régimen jubilatorio percibe recursos derivados de tributos que pesan sobre los combustibles y los cigarrillos, y también siete de cada diez pesos del componente impositivo de las cuotas del monotributo (además, claro, de la contribución específica prevista en ese régimen para financiar las jubilaciones).

En 2016, la Anses perdió algo de la recaudación tributaria que iba a su caja: se trata de parte del 15% de la coparticipación que, por un pacto fiscal de los 90, las provincias habían cedido al sistema jubilatorio. Según un esquema progresivo, esa cesión de fondos -que provocó fuertes conflictos en los últimos años- no existirá más en el año 2020.

La composición del financiamiento de las prestaciones será revisado por quienes preparen la reforma mencionada. En ese debate, que se plantea como integral, se considerarán otros aspectos del sistema, como la edad jubilatoria y la unificación del momento de retiro entre varones y mujeres (la nueva prestación universal ya unificó el requisito para el acceso en 65 años). La ley define seis lineamientos del futuro sistema: dice que deberá ser universal, integral, solidario, público, sustentable y de reparto.

Los números de la gestión del organismo

Emilio Basavilbaso –  Director ejecutivo de la ANSES

Una de las medidas que puso en marcha es el plan de reparación histórica, que alivia las contingencias del Estado y eleva el gasto inmediato

40% Pago de prestaciones

Es lo que representan las jubilaciones del sistema de la Anses y las pensiones no contributivas en el presupuesto nacional, según la ley de gastos aprobada para 2017

952.000 Millones de pesos

Es el gasto que esas prestaciones insumen; la cifra incluye las nuevas obligaciones del Estado por el plan de reparación histórica, que prevé poner en línea con lo dicho por la Corte Suprema los ingresos de 2,4 millones de jubilados

99.100 Millones de pesos

Son los recursos que recibió la Anses en los últimos días, provenientes de la recaudación de penalidades pagadas por los adherentes al blanqueo de bienes y capitales

9% de los impuestos

Del total de recursos coparticipables, la Anses recibió hasta 2015 un 15% en virtud de un pacto fiscal de los 90. En 2016 recibió 3 puntos menos y este año se reducirá otro tanto esa cesión de fondos por parte de las provincias; en 2020 ya no existirá esta fuente de ingresos para el sistema nacional.

Fecha: 06/01/2017

El fondo de inversión de ANSeS subió más de $ 200.000 millones en 2016

El FGS pasó de administrar $ 653.275 millones a $ 866.972 millones en un año, lo que representa un 33% de incremento que no llegó a empatar a la inflación, por lo que supone una caída en términos reales. El 58,3% de la cartera corresponde a operaciones de crédito público de la Nación y 13,6% en acciones, rubro en el que suma $ 118.000 millones. Otro 10% corresponde a inversiones en infraestructura

Por: Mariano Gorodisch

Para: Diario El Cronista

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS es, por lejos, el fondo de inversión más grande de la Argentina. Ganó mas de $ 200.000 millones durante el 2016, cifra que puede parecer apabullante, pero que en realidad es una caída en términos reales ya que aumentó 33%, por debajo de la inflación. Pasó de administrar $ 653.275 millones a $ 866.972 millones.

El 58,3% de la cartera corresponde a operaciones de crédito público de la Nación, que suman $ 505.632 millones, contra 407.719 millones de 2015. El 13,6% del total del fondo está colocado en acciones, contra 14,2% de hace un año, pero el total pasó de $ 92.877 millones a $ 117.947 millones. En papeles de YPF el FGS tenía $ 16,8 millones al 31 de agosto de 2015 que pasaron a $ 1167 millones un año después. En Banco Macro su tenencia subió de $ 11.400 millones a $ 19.271 millones, en Telecom de $ 10.700 millones a $ 14.172 millones, en Grupo Financiero Galicia de $ 7000 millones a 10.946 millones, en Siderar de $ 6400 millones a $ 10.761 millones, en Pampa Energía de $ 2700 millones a $ 6881 millones, en Edenor de $ 2200 millones a $ 5303 millones, en Transportadora Gas del Sur de $ 2100 millones a $ 4994 millones, en Grupo Clarín de $ 2200 millones a $ 4953 millones. En Molinos Río de la Plata de $ 1700 millones a $ 4572 millones, en Banco Patagonia de $ 2500 millones a $ 4014 millones, en Consultatio de $ 2000 millones a $ 4000 millones, en BBVA Banco Francés de $ 2900 millones a $ 3876 millones, en Aluar de $ 1900 millones a $ 2574 millones, en Gas Natural BAN de $ 360 millones a $ 2341 millones, en Importadora y Exportadora de La Patagonia de $ 1500 millones a $ 2125 millones, en San Miguel de $ 659 millones a $ 1659 millones y en Mirgor de $ 276 millones a $ 1290 millones.

Por otra parte, en proyectos productivos o de infraestructura tienen $ 94.886 millones, contra $ 76.297 millones de hace un año.

Las obligaciones negociables y depósitos a plazo fijo suman $ 61.052 millones, contra $ 18.144 millones de diciembre de 2015.

Cambio de mando

Esta semana de enero asumirá en la ANSeS la nueva conducción directiva del FGS. Su cúpula está preparando la transición, que está super encaminada, para dejar armado el equipo, que será liderado por Juan Martín Monge junto a un team que ‘peina canas‘ por su experiencia tanto en el ámbito local como en el internacional. Monge es hombre del riñón del titular de ANSeS, Emilio Basavilbaso, con quienes son amigos desde el Colegio Cardenal Newman (uno de los tantos ‘cardenales’ del macrismo), quien dejará su puesto de Managing Director de LATAM como Portfolio Management
en MetLife Investments.

Previamente, fue Chief Investment Officer y Associate Director de MetLife Investments desde el 2000. Antes, había sido analista del Galicia Advent Private Equity Fund. Monge reemplazará al ex Goldman Sachs Luis María Blaquier, quien se marchará junto a su equipo, el ex Deutsche Matías Tamburini (director general de Operaciones del FGS) y Fernando Recalde, director general de Inversiones del fondo, quien volverá a dirigir los fondos Cima.

“No es un adiós, sino un hasta pronto”, se le escuchó decir a Blaquier por los pasillos del segundo piso de Tucumán al 500. Luego de tomarse unas vacaciones este mes, y de retornar un tiempito por la actividad privada, no descarta volver al gobierno en algún otro lugar, ya que conoce a los principales ministros desde hace 20 años. Su relación más estrecha es con el influyente Mario Quintana, virtual ministro de Economía.

Fecha: 03/01/2017

Blanqueo: el Gobierno le transfirió otros $36 mil millones a la Anses para pagar juicios a los jubilados

El viernes había girado 62 mil millones de pesos por lo que ya suman casi 100 mil millones

Por: Diego Yañez Martínez

Para: Diario La Nación

l Gobierno dispuso hoy el envío de $ 36.600 millones a la Anses para el pago de juicio a los jubilados, proveniente de las penalidades cobradas a los contribuyentes que ingresaron al blanqueo de capitales. Los fondos se suman a los $62.500 millones girados el viernes, por lo que la cifra total asciende a $99.100 millones.

La norma, que lleva las firmas del jefe de Gabinete, Marcos Peña y del ministro de Energía, Juan José Aranguren , fue publicada en el Boletín Oficial a través de la decisión administrativa 1587/2016 y forma parte de la ley de Reparación Histórica a jubilados contemplada dentro del blanqueo .

Los recursos en cuestión- tal como estipula la ley- serán destinados a pagar a los jubilados que cobran haberes mensuales más bajos de lo que deberían ser, según los fallos de la Corte Suprema. Es decir aquellos que ya obtuvieron una sentencia firme (70 mil casos), quienes tienen su juicio en trámite(hay unos 380 expedientes) y quienes no hicieron un reclamo judicial pero la Anses entiende que cobran de menos.

“Resulta necesario incorporar recursos generados en el marco del artículo 41 de la Ley N° 27.260 de creación del Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados, que establece un impuesto especial sobre el valor de los bienes que se declaren en el marco del Régimen de Sinceramiento Fiscal”, sostiene la norma en sus considerandos

Según los cálculos del organismo, 294.426 jubilados arreglaron sus juicios y/o actualizaron sus haberes y el aumento promedio fue del 28,9%. En la primera etapa de “reparación”, unos 100.000 jubilados tienen tiempo para aceptar la propuesta hasta febrero.

Con esos fondos la Anses- según indicó el Gobierno- no necesitará recurrir a los Fondos de Garantía de Sustentabilidad (FGS). Al menos, durante este año.

Fecha: 03/01/2017