Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Bienvenidos a Jubipen.com

Este es un espacio pensado para aquellos que han iniciado esa etapa distinta de la vida. Aquí encontrará información de interés, desde novedades (de legislación o de normas), artículos, notas y actividades recreativas o culturales que pueden realizar.


La jubilaciones aumentan 17,2% en septiembre y la mínima será de $3231

Es el segundo aumento del año previsto por la Ley de Movilidad Jubilatoria; 7,4 millones de personas quedarán alcanzadas por el beneficio

La presidenta Cristina Kirchner anunció que a partir del 1 de septiembre las jubilaciones subirán 17,21%. El aumento forma parte de la segunda actualización anual que prevé la Ley de Movilidad Jubilatoria .

Así la jubilación mínima, que cobra el 70% de los beneficiarios, pasará de $2757 a $3231,63 y la media de $5755 a $6746.

En marzo el aumento había sido de 11,31% y acumula un 37,38% en los últimos doce meses.

El beneficio alcanzará a 7,4 millones de personas, de las cuales 5,32 pertenecen al Sistema Integrado Previsional Argentino y 1,49 millones a pensiones no contributivas.

La modificación implicará un aumento de la inversión en seguridad social a $93.000 millones, que totalizarán $375.720 millones para 2014.

Fuente: Diario La Nación

Quiénes y en qué condiciones podrán adherir a la moratoria previsional

El Gobierno decidió ampliar los alcances del plan que permite jubilarse con pocos aporteso sin haber contribuido: el proyecto de ley prevé algunas modificaciones al esquema actual

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

El Gobierno decidió ampliar los alcances de la moratoria previsional, por la cual la Anses otorga la jubilación a quienes llegan a la edad requerida, pero no reúnen aportes suficientes para acceder al beneficio o, directamente, no tienen ninguna contribución hecha al sistema de seguridad social. La característica del plan es que la persona accede a cobrar sus haberes antes de abonar la deuda declarada por aportes, y las cuotas se le descuentan mes tras mes. Aún no se conocen todos los detalles de cómo serán los planes de pago en esta nueva etapa, ya que el Poder Ejecutivo enviará un proyecto de ley que deberá ser tratado en el Congreso. LA NACION ofrece a continuación respuestas a algunas cuestiones a tener en cuenta por los posibles beneficiarios.

-¿Qué deudas incluye la moratoria y quiénes pueden adherir?

-Hoy se permite incluir en un plan de pagos de hasta 60 cuotas, aportes previsionales no abonados por períodos previos a septiembre de 1993. Por eso, el solo paso del tiempo hace que la moratoria deje de ser accesible cada vez para más personas. El proyecto se propone fijar el mencionado límite en diciembre de 2003. Esto permitirá un mayor acceso para quienes cumplieron la edad de retiro (60 años las mujeres y 65 los varones) en los últimos años, y para quienes lleguen a esas edades en los próximos dos años, ya que según la Anses, ese sería el plazo de vigencia de la nueva ley. Estas personas pueden acceder al plan actual, pero por razones de edad y siempre dependiendo de la cantidad de aportes que tengan hechos, en muchos casos la moratoria por si sola no alcanza para completar los requisitos. Y pagar deuda previsional por fuera de las condiciones dispuestas en el plan especial, resulta oneroso.

-¿Es necesario contar con cierta cantidad de aportes hechos?

-No. El sistema permite el acceso incluso de quienes nunca contribuyeron para su jubilación.

-¿Cómo es el plan de pagos?

-Las cuotas (hasta un máximo de 60) se descuentan de los haberes mensuales. Con el nuevo sistema, tendrán una actualización en marzo y septiembre de cada año, según el índice de movilidad previsional.

-¿Habrá restricciones al acceso?

-En el nuevo esquema se cruzarán datos de patrimonio y de ingresos familiares, que tienen la Anses y la AFIP. Y se negará el plan de pago en cuotas cuando la situación socioeconómica no amerite el gasto fiscal que supone la moratoria. Según la Anses, se fijarán parámetros objetivos para definir quiénes entran y quiénes no. El otorgamiento de jubilaciones sin aportes, sin hacer discriminación según la situación social, es uno de los aspectos más cuestionados de la moratoria vigente.

-¿Cuál será el primer paso para quien quiera adherir?

-Con su CUIL, deberá ir a la Anses y pedir su evaluación patrimonial. Si pasa esa etapa, en el propio organismo le gestionarán la solicitud.

-¿Será compatible el cobro de otra prestación previsional?

-En los últimos años se dispuso no otorgar jubilaciones por moratoria a quienes ya cobraban una pensión. Pero según el nuevo proyecto, sí se dará el beneficio, con la condición de que la mensualidad ya percibida no supere el monto de la jubilación mínima, hoy de $ 2757. Puede tratarse de una pensión o bien de una jubilación de un régimen provincial.

-¿Podrá tramitarse la pensión por un trabajador ya fallecido?

-La viuda/o podrá acceder al trámite si la persona estaba inscripta. De lo contrario, no se admitirá.

-¿Siempre se necesita sumar 30 años de aportes?

-No siempre. La excepción está dada cuando la persona tiene más edad que la mínima exigida para jubilarse. Por cada dos años de exceso se cuenta uno de aportes. Por ejemplo, una mujer que al momento de pedir el beneficio tiene 64 años, podrá jubilarse si reúne 28 de aportes. Esa condición está dispuesta por la ley jubilatoria y rige para cualquier caso.

-¿Cuánto costará el plan?

-Según el ministro de Economía, Axel Kicillof, la moratoria tendrá un costo fiscal de $ 12.000 millones al año. Se estima que la fuente de financiamiento será la misma del sistema general de jubilaciones y pensiones, algo que genera controversia. Para pagar los haberes, la Anses recibe los aportes y contribuciones de los trabajadores (asalariados, autónomos y monotributistas), pero también una parte de la recaudación de varios impuestos de rentas generales. Sin esas contribuciones, el sistema de reparto no se sostiene.

-¿Cuántas personas podrían beneficiarse con la futura ley?

-Según los cálculos del Gobierno, podrían adherir 474.814 personas, aunque no se sabe cuántas podrían no ser aceptadas tras el cruzamiento de datos patrimoniales.

-¿Qué tasa de cobertura tiene la población en edad de cobrar una jubilación?

-Según datos de la Anses, cobra alguna prestación del sistema nacional el 86,5%, y si se agregan beneficios de otros regímenes, se llega a 93,8 por ciento. Sin embargo, si se miran los datos según tramos de ingresos de la población, se observan fuertes diferencias. Entre los más pobres, esa tasa apenas supera el 50 %, pese a que la moratoria previsional está vigente desde hace varios años.

Quiénes podrán jubilarse con la nueva moratoria previsional

Todos los detalles del plan anunciado por Cristina

Luego de que Cristina Kirchner hiciera el anuncio por cadena nacional, la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), dio a conocer los aspectos principales del proyecto que se enviará al Parlamento y que beneficiará a 473.814 personas que estaban excluidas del sistema por no tener la totalidad de aportes.
El objetivo de esta segunda etapa de inclusión previsional está orientado a garantizar una jubilación y cobertura médica para las personas en edad de jubilarse y que hoy no pueden hacerlo por el elevado costo de la deuda previsional.
Hasta ahora, la moratoria vigente permitía regularizarse incluyendo aportes no ingresados hasta septiembre de 1993. La nueva etapa extiende ese plazo hasta diciembre de 2003. El objetivo de la medida anunciada es llegar al 100% de cobertura previsional de la clase pasiva.
Beneficiará a 473.814 personas
A la nueva moratoria podrá acceder cualquier persona que, teniendo la edad exigida por ley -las mujeres 60 años y los hombres 65-, le falten años de aportes para llegar a los 30 necesarios, no contar con prestación previsional alguna o percibir una mínima (como pensiones y Pensiones No Contributivas, hoy de 2.757 pesos).
En el primer paso se determinará la deuda previsional, luego se aplicarán las reducciones que implica la moratoria y posteriormente se acordará un plan de financiación en 60 cuotas. Aunque aún no se especificó, se estima que habrá, al menos, un pago inicial para ingresar al beneficio. El trámite será totalmente gratuito y no será necesario contar con intermediarios.
Un caso práctico: una mujer que este año cumple 60 (nació 1954) y en 1972 tenía 18 (edad para comenzar a aportar) con la moratoria actual entre 1972 y 1993 iba a poder “comprar” sólo 21 años de aportes, con lo cual no llega a sumar los años necesarios para jubilarse. Ahora, con la extensión hasta 2003 va a poder ingresar al sistema.
A diferencia de la moratoria actual, el proyecto incluye el otorgamiento por parte de la Anses de un certificado con “parámetros patrimoniales”, que tiene que ver con los ingresos de una familia para determinar aquellos quienes puedan pagar y que no se incorporan a este nuevo régimen.
En 2005 había un 57% de cobertura previsional en la Argentina, es decir que 5 de cada 10 abuelos no accedían a una jubilación. A partir de la puesta en marcha del Plan de Inclusión Previsional, se incorporaron al sistema jubilatorio casi 2.750.000 adultos mayores a los que les faltaban aportes y a los que se les fueron descontando cuotas de la moratoria de su jubilación.
Según datos suministrados por la Anses, la cobertura alcanza hoy a un 93,8% de la población, constituyéndose en la más alta de América Latina, con 5.907.860 jubilados. La medida aumenta la cobertura previsional del SIPA 6,2 puntos porcentuales, lo que permite llegar a la universalización de la cobertura.
“Una nueva moratoria para jubilados permite la universalización del sistema previsional argentino”, dijo ayer la presidente Cristina Kirchner durante un acto en la Casa Rosada.
La mandataria destacó que será la Anses la encargada de “reservar el derecho de que esto llegue a los sectores de mayor vulnerabilidad social” y que “la cuota de la moratoria se actualizará por el mismo índice de movilidad jubilatoria (art. 32 Ley 24.241), por lo que el sistema será sustentable en el tiempo”.
Esta inyección de recursos por parte del Estado generará, a su vez, incrementos de la recaudación impositiva por aportes y contribuciones, lo que mejorará los ingresos del Sistema Previsional y permitirá la sustentabilidad financiera.
El Director Ejecutivo del organismo, Diego Bossio, afirmó que “el anuncio es un claro ejemplo de que el Estado Nacional trabaja por un país cada vez más igualitario y que para este Gobierno los jubilados y pensionados son una prioridad. Al extender la moratoria previsional, buscamos y queremos una Argentina que sea aún más solidaria e inclusiva”.
Fuente: Infobae.com

Cristina Kirchner anunció una moratoria jubilatoria y la incorporación de tres vacunas al calendario

La Presidenta informó sobre un proyecto de “universalización del sistema previsional argentino”

La presidenta Cristina Kirchner anunció esta tarde el envío de un proyecto al Congreso que busca abrir una nueva moratoria para acceder a la jubilación.

“Esto permitirá la universalización del sistema previsional argentino”, sostuvo la Presidenta al encabezar un acto en la Casa de Gobierno transmitido en cadena nacional y destacó la iniciativa “beneficiará” a 470 mil personas fuera del sistema previsional.

Además, la Presidenta anunció la universalización de la Tarjeta Argenta, que pasará a servir como identificación para los trámites de los jubilados.

En ese sentido, anunció la ampliación de la financiación a través de este mecanismo de 15.000 a 20.000 pesos, con la posibilidad de que 7.000 pesos se otorguen en efectivo.

Fuente: Diario La Nación

 

 

Para la mayoría de los jubilados la suba implica apenas 9 pesos más por día

Por: Ismael Bermúdez

Para: Diario Clarín

Para 4.584.262 jubilados, pensionados y beneficiarios de pensiones no contributivas el ajuste de los haberes que se efectivizarán en marzo representa un incremento de entre 7 y 9 pesos por día.

Le siguen otros 1.063.260 jubilados y pensionados que recibirán entre 9 y 20 por día, de acuerdo a las cifras difundidas por la Presidencia de la Nación.

En total en este segmento de aumentos está casi el 77% de los 7.360.957 jubilados y pensionados alcanzados por el ajuste del 11,31%.

Según el Gobierno, el 53% de los 5.907.860 en marzo pasarán a cobrar la nueva mínima de $ 2.757. Son $ 280 más que los $ 2.477 que perciben actualmente. Eso da $ 9,33 por día.

En tanto, 1.453.097 de beneficiarios de pensiones no contributivas el haber sube de $ 1.734 a $ 1.939: son $ 205 mensuales o $ 6.83 por día.

En todos estos casos es evidente que el ajuste jubilatorio es más que exiguo para hacer frente a los aumentos de los precios que se produjeron entre el anterior incremento jubilatorio — septiembre de 2013 — y marzo de 2014 cuando se va a percibir en marzo próximo.

En esos 6 meses, la inflación podría superar el 25%: es más del doble del aumento de los haberes.

Desde 2009, el incremento de los haberes depende de una formulada, aprobada en la ley de movilidad, que combina varias variables, como el índice de salarios, recaudación tributaria, recursos que van a la Seguridad Social y evolución del padrón de beneficiarios del sistema previsional.

Sin embargo, el Gobierno no da a conocer la evolución de todas esas variables para que quede claro cómo llega al 11,31%. Tampoco los dio a conocer para los ajustes anteriores.

En esta oportunidad hasta ayer no se habían publicado los datos del indice de salarios del INDEC del segundo semestre del año pasado (se difundirán hoy). Y otro dato clave, como el de los salarios en blanco (conocido por las siglas RIPTE) que difunde el Ministerio de Trabajo las cifras llegan a agosto de 2013. Por esa razón, las consultoras que analizan esos números tampoco pudieron verificar si el 11,31% responde plenamente a la fórmula de la movilidad.

De todas maneras, la fórmula de movilidad se calcula por semestres y se aplica tres meses después, en marzo o septiembre de cada año. En épocas de nula o baja inflación, el impacto de este desfase es mínimo. Pero cuando se acelera la inflación, las cosas cambian y los aumentos salariales o de jubilaciones quedan licuados ya cuando llega el momento del primer cobro. Y luego hay que esperar otros 6 meses con el mismo haber hasta percibir el siguiente aumento, que queda nuevamente más que licuado por la inflación.

En otras palabras, la inflación está corriendo a una velocidad creciente, mientras los haberes se ajustan a un ritmo prefijado más acorde a épocas de baja o nula inflación.  

Por dudas sobre el cálculo del aumento jubilatorio de septiembre de 2012, el Defensor de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires, Eugenio Semino, en aquel momento solicitó a la ANSeS que informara cómo el organismo había calculado la formula. Entonces se sospechaba que había una diferencia de 3 puntos según cálculos de consultoras privadas. La ANSeS no contestó ese requerimiento. Las actuaciones fueron elevadas a la Comisión Bicameral de control de la ANSeS. Hasta hoy ese organismo no se expidió.

Desde marzo, la jubilación mínima subirá un 11,31%: será de $ 2.757

Es el ajuste semestral que fija la ley. Lo anunció la Presidenta. Las pensiones no contributivas sumarán $ 1.939.

Por: Ismael Bermúdez

Para: Diario Clarín

La presidenta Cristina Kirchner anunció ayer por cadena nacional que a partir de marzo las jubilaciones y pensiones tendrán un aumento del 11,31%.

También percibirán el mismo aumento los beneficiarios de pensiones no contributivas. En total son 7.360.957 personas.

Este aumento llevará la actual jubilación mínima – que percibe más de la mitad de los jubilados, unas 3 millones de personas-– de 2.477 a 2.757 pesos mensuales.

En tanto, para 1,4 millones de beneficiarios de pensiones no contributivas el haber sube de $ 1.734 a 1.939 mensuales.

La Presidenta también anunció un incremento de la ayuda escolar anual (Ver La ayuda …) Para el 71% de los jubilados que cobra el haber mínimo o un poco más, el aumento promedio es de $ 300 por mes. Y para los beneficiarios de pensiones no contributivas se reduce a $ 200 mensuales.

Son montos más que exiguos para reponer lo perdido por la inflación de septiembre en adelante, en especial en alimentos que en mayor proporción consumen los jubilados y pensionados de haberes bajos. Y con este bajo ingreso, y en un año con proyecciones de mayor inflación, el jubilado deberá esperar hasta septiembre para percibir el próximo aumento.

La suba de los haberes surge de la ley de “movilidad jubilatoria” que se viene aplicando desde 2009 y que se efectiviza dos veces por año. Se calcula en base a una formula que toma cuenta, por semestre, la evolución de los salarios, los ingresos fiscales totales y la variación en la cantidad de beneficiarios del sistema previsional.

En septiembre pasado, en base a la evolución de esas variables entre enero y junio, el aumento fue del 14,41%. Ahora, según los indices de julio a diciembre, el incremento es del 11,31% que se cobrará en marzo. Así el acumulado anual de 2013 es del 27,3%.

Este incremento es inferior a la inflación que rondó entre el 28 y 32%, según las mediciones alternativas. Aún así, mayor es la diferencia en la segunda mitad de 2013 porque el 11,31% no repone la inflación de julio a diciembre del año pasado que rondó el 15%. Y menos si se agrega la suba de los precios de enero, febrero y parte de marzo, antes que se efectivice el pago de los nuevos montos jubilatorios.

Se estima que en enero la inflación fue de más del 4% % y en febrero podría ser de un porcentaje superior. Solo en estos dos meses el poder de compra de la mejora del 11,31% podría quedar más que anulada.

Se proyecta que entre octubre pasado y marzo de este año la inflación podría rondar entre el 23 y 25%, más del doble del aumento anunciado.

Esto pasa porque la aceleración de la inflación, que se procesa mes a mes, altera la efectividad de la movilidad jubilatoria que se calcula por semestre y se cobra con un desfase de otros casi tres meses.

En noviembre pasado, la Defensoría de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos calculó que la canasta del jubilado costaba 4.885 pesos por mes.

Ahora, esa misma canasta en marzo podría superar los $ 5.500, el doble del nuevo haber mínimo.

En el caso de un matrimonio, ambos jubilados, el costo de la canasta rondaría los 6.800 pesos mensuales. Así incluso dos jubilaciones mínimas -de ambos cónyuges- no cubriría el costo de esa canasta.

Las jubilaciones aumentarán 11,31% en marzo y el haber mínimo será de $2757

El ajuste será de $280 pesos para la categoría más baja; la recomposición es 3,1 puntos inferior a la entregada en septiembre pasado

Por: Diario La Nación

La presidenta Cristina Kirchner anunció que a partir de marzo las jubilaciones aumentarán 11,31%, de acuerdo al esquema de la ley de movilidad jubilatoria. De este modo, el haber mínimo pasará a $2757, unos 280 pesos más respecto al último ajuste de septiembre pasado.

La medida beneficiará a 7.360.957 adultos mayores. De acuerdo a lo informado por el Gobierno, la jubilación media se ubicará en $4808.

El incremento anunciado hoy es 3,1 puntos inferior al otorgado en septiembre pasado, cuando había sido de 14,31%. En marzo del 2013 la suba fue del 15,18%.

La fórmula de movilidad jubilatoria está vinculada al nivel de recaudación tributaria de la AFIP y al crecimiento económico del país.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 849 seguidores