Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Bienvenidos a Jubipen.com

Este es un espacio pensado para aquellos que han iniciado esa etapa distinta de la vida. Aquí encontrará información de interés, desde novedades (de legislación o de normas), artículos, notas y actividades recreativas o culturales que pueden realizar.


Los jubilados podrán viajar en tren con descuento

.El gobierno nacional promueve el plan para quienes posean la tarjeta Argenta, que se financia con fondos de la Anses

Los jubilados que formen parte del programa de préstamos para los jubilados y pensionadosdel Sistema Integral Previsional Argentino (SIPA), financiado con recursos de la Anses, podrán acceder a descuentos del gobierno nacional para viajar en tren entre distintas ciudades que tienen acceso a través del ferrocarril Rosario, Mar del Plata, Córdoba, Chascomús, La Pampa y Rufino.

Al presentar la tarjeta Argenta en las boleterías exclusivas, obtendrán un descuento del 40% en los pasajes de los trenes 0km de larga distancia. Además, podrán pagarlos en cuotas, según informó el Ministerio del Interior y Transporte, Florencio Randazzo luego de una conferencia de prensa de la presidenta Cristina Kirchner en la que promocionó beneficios para jubilados cuando faltan meses para las elecciones. Randazzo es uno de los precandidatos del oficialismo.

“Muchos jubilados seguramente viajaron en los antiguos ferrocarriles, y ahora podrán experimentar estos nuevos trenes 0 km que cuentan con la última tecnología en seguridad y confort”, señaló el funcionario en un comunicado emitido después del discurso de la mandataria.

Fuente: Diario La Nación

Crecen las demandas de jubilados: hay 150 por día

Demoras y trabas que afectan a un sector vulnerable. Son por ajuste de haberes y aumentaron por primera vez en cuatro años. La inflación es una de las causas. Por la gran cantidad de expedientes, se alquiló un edificio para almacenarlos.

Por: Ismael Bermúdez

Para: Diario Clarín

En los Juzgados de la Seguridad Social están ingresando unas 150 nuevas demandas de jubilados con el reclamo de reajuste de los haberes. Durante 2014, en promedio, fueron 130 por día. También están más activos los jueces de primera instancia que aprobaron el año pasado 180 sentencias por día a favor de los jubilados. Y los de la Cámara de la Seguridad Social, quienes resolvieron 90 apelaciones por día de la ANSeS. El menor número de sentencias de segunda instancia se debe a que las tres Salas que deben resolver estos casos tienen tres jueces cada una que deben emitir su voto individual en cada causa por disposición del Código Procesal.

Las cifras de nuevas demandas son más bajas que las registradas entre 2009 y 2011 cuando hubo un aluvión –hasta 400 por día– tras los fallos de la Corte Suprema que fijaron la actualización de los haberes entre 2002 y 2006 (caso Badaro) y de los sueldos que se toman como referencia para el cálculo del haber inicial (caso Elliff, entre otros).

Para el juez de Cámara, Luis Herrero “desde el 2009 hasta 2014 hubo una disminución de las demandas por reajuste de haberes”. Ello se debió a que entró a regir el índice de actualización semestral y a que el fallo Badaro sólo se aplica a los jubilados que obtuvieron su beneficio antes de 2002. Ahora, según Herrero, el incremento de las demandas por reajustes en 2014 obedece a “la inflación elevada y a que la Corte Suprema haya reiterado en sus últimos fallos que los haberes deben conservar una razonable proporcionalidad con los salarios de actividad. Así, se avizora un incremento progresivo de la litigiosidad por el achatamiento de los actuales haberes –muy lejos de los de actividad– y por la inflación que corroe su poder adquisitivo”.

Así las cosas, en el Fuero de la Seguridad Social hay unas 300.000 demandas de jubilados sólo por reajuste de haberes. En la Cámara hay 10.000 causas por cada Sala. Los expedientes sorteados que esperan en el edificio de Lavalle 1.441 (alquilado para almacenar expedientes) por falta de espacio físico en las Salas, suman 68.000.
En el discurso del 1° de marzo en la Asamblea Legislativa, Cristina Kirchner dijo que “luego del pico de juicios generado por los fallos Badaro y Elliff”, la ANSeS estaba pagando más sentencias, pasando de 17.992 en 2011 a 42.268 en 2014”. Y destacó que “el año pasado hubo más sentencias resueltas que nuevos juicios ingresados en la ANSeS por primera vez en años”. Esto es así pero también porque la ANSeS apela la gran mayoría de las sentencias de primera sentencia, alargando las cosas. La Presidenta agregó: “Estamos dando respuesta a ajustes que, bueno es decirlo, tampoco provienen de nuestra gestión”.

Sin quitar la responsabilidad a los gobiernos anteriores, lo real es que el grueso de los reclamos fueron por culpa de la gestión K. El fallo Badaro reajustó los haberes entre enero de 2002 y diciembre de 2006 un 88,3%, cuando el Gobierno de Néstor Kirchner otorgó un aumento general en las jubilaciones de entre el 10 y 21% para los que ganaban entonces más o menos $ 1.000 mensuales. Algo similar reparó el fallo Elliff.

De todos modos, no fueron los fallos los que generaron esos reclamos sino la decisión de Néstor Kirchner de semicongelar las jubilaciones que estaban por encima del haber mínimo. Y la de toda la gestión K que no ajusta, como ordenó la Corte, los sueldos para determinar los haberes de quienes se jubilan. A eso se agregan fallos contra la pesificación de las jubilaciones extranjeras, dispuesta por Cristina Kirchner.

En promedio, las sentencias que se están pagando rondan los $ 200.000 por jubilado, a lo que se agrega el reajuste del haber –ya sea jubilación o pensión– de acuerdo al monto que determina cada sentencia.

¿Cuánto dura un juicio de reajuste de un jubilado?, le preguntó Clarín a Graciela Stasevich, la abogada del caso Badaro. “Sin perjuicio de las particularidades de cada tribunal, podemos afirmar que la duración de un proceso es de más o menos 7 años, salvo algunos casos excepcionales en donde el ANSeS no apela”. Sólo los primeros dos años se tardan en obtener una sentencia de primera instancia.

Stasevich explicó que dado que el fallo Badaro abarca el período que va de enero 2002 a diciembre 2006, los jubilados que no iniciaron el reclamo ya son pocos. Ahora la mayoría demanda el recálculo del haber inicial, el recálculo de la PBU (Prestación Básica Universal) y la inconstitucionalidad de los topes de las jubilaciones vigentes desde 1994 en adelante. Aquí el argumento es que el jubilado pudo haber hecho antes de esa fecha aportes por encima de los topes que no son tenidos en cuenta al momento de obtener la jubilación. También hay demandas por el descuento del impuesto a las Ganancias, con fallos favorables apelados por la ANSeS, y recursos contrarios a la pesificación de las jubilaciones en moneda extranjera de jubilados de Italia y otros países que viven en la Argentina, también con sentencias favorables a los demandantes apeladas por la ANSeS o el Gobierno.

Miles de jubilados, a la espera de que decida la Corte

Un buen número de jubilados sigue esperando que la Corte Suprema extienda el fallo Badaro a todos los que les corresponde, hayan iniciado o no juicio contra la ANSeS, tal como lo viene reclamando la Defensoría del Pueblo desde 2008.

El fallo Badaro de la Corte Suprema estableció que entre enero de 2002 y diciembre de 2006 el reajuste de haberes debió haber sido del 88,3%, de acuerdo a la evolución de los salarios. Sin embargo, en ese período los aumentos generales que dio el Gobierno fueron del 11% y 21%. La diferencia implica ajustes en los haberes de entre el 55 y 69%.

En base a ese fallo, y para evitar que cada jubilado tuviese que hacer un juicio individual en relación a un reclamo sobre el que ya se expidió la Corte Suprema, la Defensoría del Pueblo presentó una demanda de “acción colectiva” para que todos los jubilados cobraran por igual, hubieran hecho o no un juicio. Pero como el pronunciamiento del Alto Tribunal se fue demorando, las demandas judiciales individuales fueron creciendo.

En dos oportunidades, y en relación a esta demanda de “acción colectiva”, la Corte Suprema le pidió a la ANSeS que le presentara un informe económico financiero. ANSeS respondió que no podría cumplir un fallo “colectivo”, aunque al mismo tiempo sostiene que cuenta con superávits. Hasta ahora la Corte no se pronunció.

Jubilados: la Corte le respondió a Cristina

La Justicia recordó la falta de ajustes en los haberes

Por; Silvia Stang

Para: Diario La Nación

Con un informe de tres páginas elaborado por la titular de la Secretaría Judicial N° 2, Mónica Zito, la Corte Suprema le respondió a la presidenta Cristina Kirchner por sus dichos respecto del índice de movilidad previsional. En el discurso que dio en el Congreso el domingo pasado, la mandataria pretendió comparar -usando un tono desafiante- el índice fijado por la ley 26.417, de 2009, con un criterio de actualización que los jueces fijaron en 2007, pero no con ánimo de legislar, sino frente a la total falta de respuestas por parte del Gobierno para subsanar la pérdida de poder adquisitivo que habían sufrido miles de jubilados.

Durante varios años y pese a la inflación, sólo se recompuso el haber mínimo. Eso provocó que el alza de precios dejara una caída del valor real de los haberes que, en muchos casos, llegó al 40%.

El escrito del Poder Judicial recuerda que la sentencia conocida como “Badaro 1″, de 2006, consideró que, con esa política, no se cumplían garantías constitucionales; por eso, se ordenó aprobar un sistema de movilidad. Y agrega que “transcurrido un plazo razonable” (un año y medio), como esa ley no había llegado, la Corte dispuso, en la misma causa de Badaro, que los ingresos recibieran, por el período de 2002 a 2006, un ajuste según la variación que había tenido un índice oficial de salarios.

Ese fallo garantizó una suba, por los años mencionados, de 88,5%, mientras que a quienes cobraban más de $ 1000, el Gobierno sólo les había dado un 11 por ciento. “La Corte no eligió ese indicador porque fuera el que permitía un aumento mayor ni porque lo considerara más representativo (…) . Fue sólo la respuesta al reclamo planteado en la causa”, dice el escrito judicial. Además, se marca un error en las cifras dadas, ya que entre 2009 y 2014 la movilidad fue de 368% y no de 454% como marcó el discurso (el índice Badaro dio 291%, según la Presidenta).

Pero la comparación no tiene sentido, porque la Corte no se propuso legislar, sino dar la respuesta que los jubilados afectados por aquella falta de ajustes, aún no tuvieron, al día de hoy, por parte del Gobierno (quienes quieren obtener los reajustes deben recurrir a la Justicia).

Las jubilaciones suben 18,26% desde marzo

La mínima será de $ 3821,73 como consecuencia de un ajuste anual casi igual a la inflación privada; elevan los aportes de autónomos

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

Los haberes de todos los jubilados y pensionados que dependen de la Anses recibirán en marzo, y por aplicación de la ley de movilidad previsional, una recomposición de 18,26%. Según lo anunciado ayer por el gobierno nacional, el ingreso mínimo será de $ 3821.73, y el máximo, de $ 27.998,69 (en bruto).

En el último año (en la comparación entre los meses de marzo) el ajuste acumulado llega a 38,6%: curiosamente, es un porcentaje que casi no difiere del índice de inflación calculado para 2014 por consultoras privadas y difundido en el Congreso por legisladores de la oposición.

El aumento alcanzará a 6.092.384 jubilados y pensionados, y a 1.543.781 titulares de pensiones no contributivas y ex combatientes de Malvinas. En total, según informó la Anses, son 7.636.165 personas. El porcentaje de la suba, según dispone la ley, surge de una fórmula que combina la evolución de los salarios y la de recursos tributarios que recibe el sistema jubilatorio. Ambos conceptos crecen por efecto de la inflación.

“Hay algunos datos [de la fórmula] que no se conocen y eso no nos permite hacer el cálculo”, comentó ayer Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad de la ciudad de Buenos Aires, respecto del índice. Ese organismo calculó que una canasta de bienes y servicios para un jubilado tuvo en noviembre (último dato) un costo de $ 6720,37, tras haber subido 18,36% en el semestre previo. “Si se trata de un matrimonio, la cifra se multiplica por 1,20 o 1,30, ya que están los costos fijos como los de vivienda”, afirmó Semino, que sostuvo que el haber mínimo sigue por debajo del precio de esos consumos básicos.

Según la normativa vigente desde 2009, los haberes se ajustan en marzo y en septiembre de cada año.

La presidenta Cristina Kirchner hizo ayer el anuncio por cadena nacional. “Cuando asumió el presidente Néstor Kirchner [en mayo de 2003] los jubilados cobraban 150 pesos por mes y hoy ese haber creció el 2550 por ciento, es decir, 25 veces.” Pero eso es incorrecto. En julio de 2002, un decreto de Eduardo Duhalde dispuso un haber mínimo garantizado de $ 200, y los boletines estadísticos del Ministerio de Trabajo señalan que ése era el monto en 2003. La diferencia con el ingreso básico actual es de 1810% (sin descontar la inflación), bastante por debajo de lo dicho por la Presidenta; además, hay que tener en cuenta que entre 2003 y 2007 se acható la pirámide de ingresos porque únicamente se le daba mejoras al haber mínimo, con lo cual muchos de quienes antes cobraban algo más que el básico quedaron comprendidos en ese grupo (y no llegaron a recibir ese nivel de incremento acumulado).

La mejora para los jubilados tendrá un impacto fiscal de $ 123.953 millones, según informó la Anses. De esta manera, las erogaciones del sistema previstas para 2015 ascienden ahora a $ 500.229 millones.

FUENTES DE FINANCIAMIENTO

Eso se financia con el incremento de la recaudación de aportes y contribuciones y de impuestos generales que, en parte, se destinan a pagar los haberes. Parte de la suba futura de esos recursos llegará porque, junto con las jubilaciones, en marzo aumentarán en igual proporción los aportes de los autónomos del régimen general (no los de quienes están en el monotributo) y también se ajustará el tope salarial para calcular el descuento previsional.

Para los autónomos de la categoría más baja, por caso, la contribución mensual pasará de 599,49 a 708,95 pesos, y en la categoría que le sigue, de 839,28 a 992,53 pesos.

El salario máximo para aportar subirá de 36.531,50 a 43.202,15 pesos. Así, para las remuneraciones superiores a la primera cifra, el descuento será de 11%, mientras que para los salarios que superen el segundo monto el aporte será de $ 4752,24.

EL DÉFICIT FISCAL CRECIÓ 70% DURANTE 2014

  • El déficit fiscal del año pasado alcanzó los $ 109.720 millones, según anunció el Ministerio de Economía. Esto significa que el agujero fiscal registrado en 2014 fue 70% más grande que en 2013, mientras que el gasto total (que subió 42,5%) volvió a crecer por encima de los ingresos (44,8 por ciento).
  • De acuerdo con un informe de Iaraf, descontados los aportes del Banco Central y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, el resultado fiscal negativo pasaría de un 2,4% a representar 5% del PBI. “Esto demuestra la importancia relativa de esos recursos para aliviar el deterioro”, afirmó Iaraf.
  • Según el economista Nadin Argañaraz, de Ieral, el gasto se desaceleró en diciembre y quedó -como pasó en 2013- por debajo de los ingresos. “Hubo un alza de los recursos tributarios y un adelantamiento del gasto durante el año pasado”, dijo.

Las jubilaciones y pensiones aumentarán 18,26% desde el 1° de marzo

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández, anunció hoy, junto al Director Ejecutivo de la ANSES, Diego Bossio, que a partir del 1º de marzo 7.636.165 titulares de derecho recibirán un aumento en sus haberes del 18,26%:  6.092.384 de ellos son jubilados y pensionados nacionales y 1.543.781 son titulares de Pensiones No Contributivas (PNC) y excombatientes de Malvinas. La medida significa una inversión social anual extra por parte de la ANSES de $123.953 millones, elevando la inversión previsional durante 2015 a $500.229 millones.

Durante el acto, realizado en el Salón de las Mujeres Argentinas, la jefa de Estado afirmó que “no hay recurso o inversión tan importante en el presupuesto nacional como la destinada al sistema previsional argentino, a nuestros mayores. Esto lo estamos haciendo después de haber recuperado la administración de los fondos de los trabajadores argentinos. Somos el país con mayor cobertura previsional de toda Latinoamérica. Llevamos a cabo el proceso de inclusión jubilatoria más importante de la historia”. 

Así, la mínima jubilatoria pasará de $3231,63 a $3821,73 y el ingreso medio se elevará de $5759,57 a $6811,27. Esto implica un incremento del haber mínimo entre septiembre de 2014 y marzo de 2015 del 38,61%. Además, es importante destacar que la jubilación mínima desde marzo de 2003 a marzo de 2015 se multiplicó 25 veces y media y el haber medio lo hizo 14,8 veces.

En tanto, Bossio sostuvo que “este incremento es el más alto, seguido por el de marzo de 2012 con el 17,62%, y permitió que las jubilaciones y pensiones crecieran un 454%. Además, el 78,2% de los hogares argentinos que cuentan con ingreso previsional percibe más de un haber mínimo”.

Movilidad previsional y evolución salarial
Desde marzo de 2009 a marzo de 2015, las jubilaciones y pensiones crecieron un 454%. De haber aplicado la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) habrían alcanzado solo un 364%; en tanto, con el Índice de Salarios sería del 291%.  Esto deja en evidencia que el índice de movilidad seleccionado es el que mejor resultado ha obtenido.

Este es el 7° año de vigencia de la Ley de Movilidad Jubilatoria, totalizando 13 aumentos y siendo este último el más elevado.
La Ley 26.417 establece para el cálculo de la movilidad dos variables: el índice del aumento general de salarios del último semestre publicado por el INDEC y el aumento de la recaudación tributaria per cápita de la ANSES.

Cabe señalar que las nuevas jubilaciones otorgadas en enero de 2015 tuvieron un haber promedio de $10.567, mientras que la remuneración promedio de los últimos seis meses en actividad de esos trabajadores en relación de dependencia fue de $13.692, por lo que el haber previsional representó en promedio el 77,18% del salario como activo.

Fuente: ANSeS

Cristina haría más anuncios para correrse del escándalo Nisman

Anunciará un aumento en la Asignación Universal por Hijo, otro para las asignaciones familiares y el ajuste que corresponde por ley a los jubilados

Por: Silvia Naishtat

Para: Diario Clarín

Cuentan que el llamado desde Olivos logró sorprender a Diego Bossio. El último lunes por la noche, el jefe de la ANSES se enteró de la intención de Cristina de realizar un anuncio importante “para mejorar la situación de los más pobres”. Y aunque Bossio guardó un obstinado silencio, se supo que recopiló todos los datos para que la Presidente anuncie un aumento en la Asignación Universal por Hijo, otro para las asignaciones familiares, además del ajuste que corresponde por ley a los jubilados.

Esta batería de medidas serían parte medular del discurso de Cristina en el acto de mañana con gobernadores, para anunciar la refinanciación de las abultadas deudas provinciales con la Nación. Iba a hacerse hoy, pero se aplazó para que no coincidiera con la fecha del entierro del fiscal Alberto Nisman. Por cierto, el delicado clima político a partir de la muerte del fiscal muestra la necesidad de la Casa Rosada de aparecer con iniciativa, con tal de sacar del primer plano ese gravísimo hecho. “Buscamos disminuir los daños”, se sinceró ante Clarín un funcionario que suplicó el anonimato.

Hasta ayer se desconocían los montos de los aumentos. En el caso de la Asignación Universal por Hijo, que reciben mensualmente unos 3,5 millones de chicos el monto actual es de $ 640. La última suba fue en junio cuando se elevó de $ 460 a $ 644.

En cuanto a las asignaciones familiares, el beneficio es de $644 por cada hijo y se cobra esa cifra máxima en sueldos de $ 5.800. El monto mínimo de la asignación familiar es de $ 132 y cuando el ingreso familiar llega a $ 30.000, deja de percibirse. Es probable que además eleven la ayuda escolar anual, hoy en $ 510.

Las jubilaciones se ajustan por ley y Cristina lo anticiparía. Ese ajuste se calcula en función de una fórmula que combina el 50% del incremento de la recaudación y el 50% del incremento de los salarios en el segundo semestre de 2014, según las cifras del INDEC. De acuerdo con expertos la suba de las jubilaciones sería de 17%.

Y se cobraría desde el primero de marzo con los haberes correspondientes a ese mes. Al tocar las jubilaciones, se modifica el monto de las pensiones no contributivas y el beneficio alcanzaría de ese modo a 7,5 millones de personas.

Casi 277.000 personas se jubilaron por la nueva moratoria

Por:Ismael Bermúdez

Para: Diario Clarín

A 4 meses de iniciada la nueva moratoria previsional, 512.845 personas solicitaron el beneficio, de las cuales 276.964 ya se jubilaron o pensionaron a través de ese sistema. Con estos números, la meta-objetivo de 500.000 jubilaciones que estimó la ANSeS será largamente sobrepasada, más aún porque esta moratoria sigue abierta hasta septiembre de 2016. Sobre los turnos solicitados, el 92,51% accedió a la moratoria. Solo el 7,49% de las solicitudes no cumplió con alguno de los requisitos establecidos por la ley, de acuerdo a un informe de la ANSeS.  El rechazo o la incompatibilidad con la moratoria se deben a que el solicitante es de buen nivel socioeconomico o ya está cobrando algún beneficio, aseguran en la ANSeS.

La actual moratoria permite jubilarse a las mujeres de más de 60 años y a los varones de más de 65 años si no reúnen los 30 años de aportes mínimos. En esos casos, pueden justificar a través de la moratoria los años faltantes -hasta diciembre de 2003- y completar de ese modo los 30 años requeridos.Por este sistema, los interesados deben pedir turno en la ANSeS y pueden realizar todos los trámites sin necesidad de gestores.

Una vez aprobada la jubilación por moratoria, el beneficiado debe abonar la primera cuota y las restantes la ANSeS las deduce del haber previsional. En total son 60 cuotas que se ajustan cada 6 meses por el índice de movilidad. De las jubilaciones o pensiones otorgadas, el valor promedio de la primera cuota es de  $338.65.

También por este sistema se puede obtener la pensión, el retiro por invalidez o la prestación por edad avanzada. Quienes obtienen esos beneficios tienen derecho a recibir la atención médica del PAMI.

La jubilación por moratoria es incompatible con el cobro de otra jubilación o pensión, contributiva o no contributiva, salvo que sea el haber mínimo. Quienes tienen un plan social pueden realizar el trámite pero el cobro  queda condicionado a la baja del Plan Social.

La anterior moratoria –que entró a regir en 2005 y también sigue vigente– permitió incluir los aportes no ingresados hasta septiembre de 1993. Por ese régimen  2,5 millones de personas pudieron jubilarse en los últimos años, con el haber mínimo y elevó la relación entre el número de jubilados y pensionados y el total de las personas en edad de estar jubilados (tasa de cobertura previsional) a más del 90%. Con la nueva moratoria esa cobertura superará el 95%.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.045 seguidores