Jubilaciones y Pensiones en Argentina

Blog elaborado por MSC Consultores

Bienvenidos a Jubipen.com

Este es un espacio pensado para aquellos que han iniciado esa etapa distinta de la vida. Aquí encontrará información de interés, desde novedades (de legislación o de normas), artículos, notas y actividades recreativas o culturales que pueden realizar.


La jubilación mínima será de $4.959 a partir de marzo

El titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, anunció que las jubilaciones aumentarán 15,35%, de acuerdo al índice de movilidad sancionado por el Congreso

Los jubilados recibirán en marzo un aumento de 15,35%, que llevará el haber mínimo de $4.299 a $4.959, por aplicación de la Ley de Movilidad Previsional, anunció esta tarde el director de la ANSeS, Emilio Basavilbaso.
“El índice de movilidad jubilatoria sube 15,35% a partir de marzo. Se va a completar con el tramo de septiembre, como marca la ley”, indicó el funcionario, quien habló en conferencia de prensa luego del presidente Mauricio Macri, en Casa Rosada.
Basavilbaso precisó que, con el nuevo ajuste, el haber mínimo será de $4.959; el haber medio de $8.135 y el máximo de $36.330, a partir del primero de marzo próximo.
El titular de la ANSeS puntualizó que el haber mínimo “pasa a representar el 81,83% del salario mínimo, vital y móvil”.
De este modo, no sólo el haber jubilatorio mínimo se aproxima a la meta que impulsan los diputados del Frente Renovador y de los legisladores del PJ disidente del Frente para la Victoria que quieren imponer el 82% del salario mínimo vital y móvil que desde enero subió a $6.060, sino que también se mantiene en línea con la tasa de inflación, ya que registrará una suba interanual de 29,8 por ciento.
Fuente: Infobae

 

El Gobierno anunció aumentos en las jubilaciones y la AUH

Las subas de más del 15 por ciento se implementarán durante marzo; el mínimo jubilatorio pasa a ser de 4959 pesos; la Asignación Universal por Hijo pasa de 837 a 966 pesos

El gobierno nacional anunció aumentos de más del 15 por ciento en las jubilaciones y en la Asignación Universal por Hijo (AUH). En conferencia de prensa desde la Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri junto al titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), Emilio Basavilbaso dijeron que el haber mínimo para los jubilados pasará de 4299 a 4959 pesos. Mientras que el pago de la AUH, hasta ahora de 837 pesos, será de 966 pesos.

El primer mandatario inauguró la breve conferencia de prensa con una alusión a la inflación. Sostuvo que los aumentos jubilatorios y en asignaciones familiares llegan “en un momento en el que hay preocupación por el tema de los precios, pero también para ratificar que nos estamos ocupando de las cuestiones de fondo que han generado esto”.

“Estamos ocupándonos por revertir una Argentina. Una sociedad que sufre el flagelo de la inflación hace más de ocho años en niveles inaceptables y está llegando a un momento en el que el daño que ha ocasionado es mucho”, sostuvo el presidente.

Luego dejó lugar para que Basavilbaso detallara los montos: “El índice de movilidad que se aplica desde marzo es del 15,35 por ciento. Este número se complementa, porque el aumento de la modalidad es en dos tramos. Esto tendrá un gran impacto en las jubilaciones y las pensiones. El mínimo pasa a 4959 pesos, prácticamente 5000 pesos. El medio pasa a 8135 pesos. Y el máximo pasa a 36.330 pesos”, sostuvo Basavilbaso.

“En enero, el salario mínimo, vital y móvil es de 6000 pesos. Considerando el nuevo haber mínimo, pasa a representar el 82 por ciento del salario mínimo. Esto es para el grupo de jubilaciones y pensiones. Se aplica por primera vez el índice automático”, agregó.

Sobre la AUH detalló: “Pasa de 837 pesos a 966 pesos. Esto beneficia a 6,6 millones de niños en 4 millones de familias. Se comprometen 115 mil millones adicionales para cubrir esto que estamos contentos de anunciar”, dijo.

Los aumentos en los pagos comenzarán a registrarse durante marzo. Además, se analizan reducciones en el IVA.

Fuente: Diario La Nación

Un fallo de la Corte podría beneficiar a 300 mil jubilados

El máximo tribunal ordenó que se triplique el haber a un trabajador que estaba bajo el régimen de las AFJP y recibió ajustes menores a los concedidos por la Anses

La Corte Suprema de Justicia reconoció a un jubilado por invalidez y ordenó aplicar el “fallo Badaro” y la movilidad de la Anses a su haber. El hombre percibía su prestación a través de una AFJP, y estaba cobrando a través de una compañía de seguros.
El Máximo Tribunal consideró que la opción de este jubilado por cobrar su retiro a través de una compañía de seguros bajo la modalidad de “renta vitalicia previsional” no podía colocarlo al margen de la garantía de movilidad consagrada en el art. 14 bis de la Constitución Nacional, que tiene carácter irrenunciable.
Del fallo surge también que el hombre –que recibe $7.177 mensuales– triplicará sus ingresos: pasará a cobrar 22.730 pesos. Además, deberá cobrar la diferencia acumulada desde 2008 hasta ahora (87,86%) entre lo abonado por la compañía de seguros y lo que hubiera cobrado según los aumentos del sistema estatal (495,40%).
Para la Corte, el desconocimiento de esa diferencia implicaría transformar la opción que la ley ofrecía de cobrar la jubilación a través de una aseguradora privada en una renuncia a la movilidad, supuesto que la Constitución Nacional no tolera.
Todo ese dinero deberá ser afrontado por la Anses porque es “al Estado a quien va dirigido el mandato constitucional de otorgar movilidad y que, además, es el responsable del diseño, regulación y control del sistema de capitalización que, en el caso, produjo resultados injustos“, dijo la Corte.
Sobre esta base, se ordenó a la Anses que, “en cumplimiento de la garantía constitucional, pague las sumas necesarias hasta cubrir las diferencias entre lo abonado por la compañía de seguros y lo que hubiera cobrado de haberse aplicado los aumentos legales, sin límites incompatibles con el carácter integral de la jubilación”.
El fallo del Máximo Tribunal beneficia sólo a un jubilado por invalidez, pero sienta jurisprudencia y abre las puertas para muchos que están en la misma situación puedan reclamar el mismo reajuste.
Según datos oficiales, hay alrededor de 300.000 jubilados o pensionados por invalidez o fallecimiento, del ex sistema de capitalización o AFJP para quienes este fallo es un pie de igualdad respecto del resto de los pasivos comprendidos en el sistema único de jubilaciones.
Fuente: Infobae

La Corte ordenó aplicar la ley de movilidad a jubilados de las ex AFJP

En una decisión que beneficiaría a 150.000 personas, se dispuso una suba de 220% para una renta vitalicia; fuerte llamado de atención sobre el rol del Estado

Por: Silvia Stang

Para: Diario La Nación

La Corte Suprema de la Nación le ordenó a la Anses aplicar el índice de movilidad jubilatoria a la renta vitalicia cobrada por una persona que había aportado al sistema de capitalización. La decisión le significará al demandante, que cobra un retiro por invalidez, un fuerte incremento en su ingreso mensual, en tanto que también sienta un antecedente de peso para las personas que cobran bajo esa modalidad de renta, muchas de las cuales mantienen reclamos judiciales. Al momento de la estatización del sistema que gestionaban las AFJP, había unos 150.000 contratos de este tipo con compañías de seguros, según datos del último boletín de la entonces superintendencia del sistema (publicado en noviembre de 2008).

Las cifras mencionadas por el propio fallo del tribunal supremo dan una idea del impacto de la resolución: se menciona que desde febrero de 2008 -cuando se inició el derecho a la prestación del demandante- y agosto de 2015, la variación de la prestación según el mecanismo previsto por ley para estas rentas -basado en la rentabilidad de inversiones financieras- fue de 87,86%, mientras que los incrementos dados a las jubilaciones en general, por decisión de gobierno primero, y por ley de movilidad después, acumularon un 495,4 por ciento. El escrito firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti,Juan Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco, dispone que se pague la diferencia que surge de la aplicación de ambos porcentajes, lo cual elevaría el cobro mensual en un 220%, sin considerar los ajustes posteriores a agosto que haya al momento en que se abone lo ordenado por el fallo.

La particularidad de la causa que tuvo resolución ayer, caratulada “Deprati, Adrián Francisco c/Anses”, es que la aseguradora con la cual había un contrato, Unidos, es una de las tres dedicadas a las rentas previsionales que quebró en los últimos años. Por eso, el pago de las mensualidades ya está bajo responsabilidad de la Anses. Pero más allá de eso, la sentencia hace especial hincapié en el rol del Estado, al que define como garante de que se otorgue movilidad a las jubilaciones y no solamente por lo que dice la ley vigente desde 2009, sino por un mandato constitucional. “Corresponde al Estado el deber de adoptar las disposiciones necesarias para asegurar una adecuada movilidad a las prestaciones previsionales”, afirma la resolución de la Corte, para citar luego el artículo 14 bis de la Constitución Nacional, que se refiere expresamente a “jubilaciones y pensiones móviles” entre los beneficios de la seguridad social que deben otorgarse.

Según el abogado previsionalista Adrián Tróccoli, la decisión de la Corte deja en claro que el derecho a la movilidad “es supralegal” por su carácter constitucional. Por eso, explica, se establece que para hacer el cálculo del nuevo haber se tome como base la prestación inicial, que es de una fecha previa a la vigencia de la ley 26.417 (la de movilidad) que fue aprobada por el Congreso luego de que la Corte así lo ordenara. “Lo que dispone la sentencia tampoco tiene que ver con la eliminación del sistema de capitalización; se dice que si el Estado hizo una ley que luego no funcionó, que entonces el Estado se haga cargo”, agrega el abogado.

Uno de los apartados del fallo considera, concretamente, que si el mecanismo de actualización dispuesto en su momento no cumplió con el objetivo de “sostener o incrementar el valor de las prestaciones a través del tiempo”, entonces se incurrió en un “abandono de la movilidad”, a la cual “la ley fundamental considera un derecho irrenunciable”.

La ley que a fines de 2008 eliminó el régimen de capitalización dispuso que quienes hasta ese momento estaban cobrando ingresos por el mecanismo de retiros de dinero desde la propia AFJP (retiro programado), recibirían aumentos igual a los percibidos por el resto de los jubilados, es decir, por quienes ya estaban en el sistema de reparto. En cambio, se excluyó de ese derecho a los que cobran rentas vitalicias, al menos por esa parte de la prestación (ya que en muchos casos, y según cómo se obtuvo el derecho, puede haber también una porción a cargo del Estado). Los rentistas mantienen otros reclamos: que se les respete la moneda original del contrato (hubo en su momento quienes habían pactado en dólares y luego los contratos se pesificaron), y que se les otorgue, como al resto de quienes cobran prestaciones, el derecho a un haber mínimo.

Un fallo de la Corte beneficiaría a unos 300.000 jubilados de las AFJP

LA SITUACION PREVISIONAL.Triplicó los haberes de un jubilado que recibió ajustes menores que los que dio la ANSeS. Y debe pagar la diferencia.

Por: Ismael Bermúdez

Para: Diario Clarín

La Corte Suprema ordenó aplicar el fallo Badaro y la movilidad de la ANSeS al haber de un jubilado por invalidez que se jubiló a través del sistema de AFJP y estaba cobrando sus haberes (“renta vitalicia”) a través de un compañía de seguros.

Del fallo surge que ese jubilado que recibe $ 7.177 triplicará su ingreso: pasará a cobrar $ 22.730. Y además deberá cobrar la diferencia acumulada desde 2008 hasta ahora entre lo abonado por la compañía de seguros y lo que hubiera cobrado según los aumentos del sistema estatal.

Todo ese dinero deberá ser afrontado por la ANSeS porque es “al Estado a quien va dirigido el mandato constitucional de otorgar movilidad y que, además, es el responsable del diseño, regulación y control del sistema de capitalización que, en el caso, produjo resultados injustos”, dijo la Corte.

El fallo de la Corte beneficia sólo a un jubilado por invalidez, pero sienta jurisprudencia y abre las puertas para que quienes estén en la misma situación puedan reclamar el mismo reajuste, descontando que obtendrán el mismo beneficio.

Según las cifras oficiales, hay alrededor de 300.000 jubilados o pensionados por invalidez o fallecimiento del ex-sistema de capitalización o AFJP (entre 1995 y 2008) para quienes este fallo es un antecedente para reclamar lo mismo. Y se suma a otro anterior también de la Corte que fijó que ningún jubilado del sistema privado puede cobrar menos que el haber mínimo de la ANSeS.

También por este fallo la ANSeS debe abonar la diferencia entre lo que cobra por su renta vitalicia y el importe del haber mínimo legal, hoy de $ 4.299 mensuales.
Así pasó con el caso Badaro y más de 450.000 jubilados iniciaron juicios, de los cuales más de 100.000 cobraron la retroactividad y el reajuste de haberes igual que el jubilado que ganó la demanda.

En el caso resuelto ayer por la Corte, la diferencia se explica porque el caso Badaro y los ajustes de la ANSeS suman 495,4%, mientras los aumentos dados por la compañía aseguradora desde el año 2008 hasta la actualidad fueron del 87,86%. Esos porcentajes están calculados a agosto de 2015.

Esta diferencia implica para el jubilado “una pérdida de valor de magnitud confiscatoria”, que “implicaría transformar la opción que la ley ofrecía de cobrar la jubilación a través de una aseguradora privada en una renuncia a la movilidad, supuesto que la Constitución Nacional no tolera”, dijo la Corte.

En el Congreso, y para evitar que cada jubilado o pensionado tenga que hacer un reclamo judicial, hay proyectos de ley que ordenan transferir directamente a la ANSeS los fondos de las compañías de seguros de las rentas vitalicias previsionales. De esa manera esos jubilados o pensionados que siguen cobrando sean transferidos a traves de una aseguradora pasen la ANSeS y puedan acceder al haber mínimo y a los aumentos de la movilidad.

Sin embargo, el Congreso nunca trató esos proyectos que ahora vuelven a cobrar actualidad a partir de este fallo de la Corte. Y está pendiente extender a todos los jubilados el fallo Badaro.

Prometen acelerar el pago de sentencias judiciales a jubilados

El objetivo oficial es cerrar este año con no menos de 50.000 casos liquidados

El director ejecutivo de la Anses, Emilio Basavilbaso, dijo que desde su llegada a la gestión se liquidaron 5020 sentencias judiciales. Y que para este año, si bien no está aún definido el número final, los pagos “serán más de 50.000”. “La idea es terminar este año con todas las sentencias que tenemos hasta ahora”, afirmó el funcionario.

“No estamos de acuerdo con la política anterior de rechazar [los fallos] y llegar hasta la Corte Suprema para que se resuelvan los juicios, porque eso le sale más caro al Estado y, además, porque se trata de adultos mayores, y llevar los juicios hacia adelante significa una peor calidad de vida que ellos después no podrán compensar”, afirmó. Así, explicó que su decisión será no apelar las sentencias y pagar antes.

La judicialidad del sistema jubilatorio es un problema que se acrecentó en los últimos años, sobre todo a causa de la falta de actualización que tuvieron los haberes de cientos de miles de jubilados entre 2002 y 2006. En ese período sólo se incrementaba el ingreso mínimo, con lo cual para los demás se acumuló una pérdida de poder adquisitivo, por efecto de la inflación. Esa política fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema, que le ordenó a los poderes Ejecutivo y Legislativo la aprobación de un sistema de movilidad automática que, finalmente, entró en vigor en 2009. La secuencia de hechos hace que, según Basavilbaso, hoy los nuevos juicios estén en baja. Si bien no la única, esa falta de actualizaciones fue la principal causa de litigiosidad en los últimos años.

El funcionario confirmó que -tal como él mismo había anticipado días atrás- la suba de los haberes jubilatorios que se aplicará en marzo por la ley de movilidad rondará el 15%. Y que junto con los ingresos de los pasivos aumentarán los valores de las asignaciones familiares y de la asignación por hijo.

Afirmó también que entre los objetivos de su gestión estará la mejora de la atención al público. Mencionó, por ejemplo, la necesidad de mejorar la calidad del call center y también la de reducir el tiempo que tarda en otorgarse una jubilación. “La media no está tan mal, pero hay un sesgo y hay personas que tienen que esperar nueve meses o un año”, sostuvo.

Además contó que en las Unidades de Atención Integral (UDAI) se encontró que en muchos casos se había creado, bajo la gestión kirchnerista, un cargo de “coordinador institucional” sin que eso respondiera a la necesidad de mejorar el servicio. Se hizo, dijo, “para hacer política”. “Estamos dando de baja el cargo; por ahora esas personas se quedan, pero veremos quién es quién para tomar una decisión”, dijo. Agregó que en algunos lugares se abrieron oficinas “más por un sentido político que por necesidades de la gestión” y que eso será revisado.

Fuente: Diario La Nación

Las jubilaciones y la AUH subirían 15% a partir de marzo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.183 seguidores